Constanza Ruíz Danneger es una mujer multifacética. Baila tango y de tanto en tanto, también lo canta, como quien despunta el vicio. Su labor principal es la investigación y la docencia en la Universidad Nacional de Salta. Su área de especialización es la Psicología del Desarrollo y la Educación. Transitó su formación de posgrado en Psicología Evolutiva y del Desarrollo, en la Universidad Autónoma de Madrid.
Desde que regresó a Salta es promotora de diferentes actividades de extensión universitaria que convocan no solo a docentes y estudiantes de Humanidades, sino de diferentes carreras. Entre estos se encuentran los proyectos El Pez Volador, que cumple una década, y Más libros, más libres. Este último reveló datos a tener en cuenta. Atenta, como siempre, habló con El Tribuno.

¿Cuáles son los proyectos de extensión en los que están trabajando?
Bueno, son varios como siempre. Cuando regresé a la Argentina comencé a trabajar en la cátedra de Psicología del Desarrollo, en donde había una fuerte relación entre la psicología y la filosofía. Esta conjunción junto al bagaje que yo traía de la práctica, hizo que mi mirada se ampliara. A todas las hipótesis de trabajo que teníamos y tenemos, se sumó la idea de realizar tareas de extensión. Así nació El Pez Volador, que es un proyecto que desarrollamos en el Hospital de Niños , pero también Más libros, más libres, concursos de barriletes, y otras tantas cosas que hicimos en ésta década.

¿De qué se trata Más libros, más libres?
Es un proyecto muy interesante que ahora tendríamos que reflotar y se trata de estimular la lectura entre los estudiantes universitarios. La idea es leer novelas, cuentos, ensayos y luego reunirnos y hablar sobre el libro y los temas que dispara. Pero nos encontramos con una dificultad muy seria y es que en muchos casos, en los hogares de los estudiantes no hay libros porque no existe el hábito de la lectura y los que había en la facultad de Humanidades también eran pocos y viejos. Por eso realizamos gestiones para que se compraran más libros y lo logramos.
Después de un tiempo, un grupo de voluntarias llevó esta idea a la cárcel de mujeres y comenzaron a trabajar también el proyecto de cuentacuentos, reforzando la lectura de las madres que estaban detenidas con sus hijitos de hasta cuatro años.

La idea es formar niños lectores, niños libres...
Ya se sabe que la formación del lector no comienza cuando el chico aprende a leer, sino mucho antes. El niño se acerca a la lectura cuando ve a otros leyendo, sobre todo aquellos que son significativos para él, como sus padres, sus hermanos, abuelos y también cuando hay libros en la casa. Por eso comenzamos a trabajar la lectura con las madres. Esto también se hace en el Hospital Público Materno Infantil, dentro del otro proyecto de extensión, El Pez Volador que este año cumple 10 años.
Pero hay que pensar que para que las madres les lean a sus hijos hay que estimular antes, la lectura en ellas.
Los niños se conectan con los libros chupándolos, mordiéndolos, metiéndolos en el agua, por eso ahora los textos infantiles que se encuentran en las librerías ya están preparados para resistir el trato de los niños.

¿De qué se trata El Pez Volador?
Es un trabajo de extensión que promueve el conocimiento por medio del arte, el juego, la ficción y la ciencia que llevamos a cabo en el Hospital de Niños y lo hacemos un grupo de voluntarios que está compuesto por docentes y estudiantes de Humanidades y de otras carreras como las ciencias duras y las naturales.
Es un proyecto multidisciplinario y lo desarrollamos en la sala de juegos del Hospital. Este año se cumplen 10 años que lo hacemos y tenemos una muy buena recepción por parte de la gente del hospital.
Por eso nos gustaría, que después de tantos años, este espacio se pueda formalizar a través de un convenio entre las instituciones, en este caso la Universidad Nacional de Salta y el Hospital.

¿Cuál es la labor del voluntario?
La labor del voluntario es muy importante porque se trata de llevar a la comunidad parte de lo mucho que se hace en las universidades. Cuando los chicos se quieren sumar como voluntarios les hacemos muchas preguntas, pero una de las cosas más importantes a tener en cuenta es que no pueden descuidar los estudios. Esto es fundamental, porque de lo contrario el aporte que harán será muy acotado. Hay que estar formado para poder compartir.

El Pez Volador Invita a quienes quieran sumarse al voluntariado, a un almuerzo comunitario en el SUM de Humanidades hoy las 13.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Vicente Leo
Vicente Leo · Hace 9 meses

Presumo que estamos frente a uno de los tantos camelos que reportean los cronistas de El Tribuno.


Se está leyendo ahora