Una pena de 15 años de prisión le fijó la Justicia a un hombre por abusos reiterados contra la hija de su pareja.
La jueza María Victoria Montoya Quiroga, vocal de la Sala II del Tribunal de Juicio, condenó en proceso abreviado a S.N.V. (de 62 años) por considerarlo autor material y penalmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante por la duración y por la convivencia, abuso sexual con acceso carnal continuado agravado por la convivencia y por haber causado un grave daño en la salud psíquica de la menor, y amenazas con arma en perjuicio de su pareja.
El imputado seguirá detenido en villa las Rosas.
S.N.V. fue denunciado el 10 de abril de 2015 por su pareja. El imputado convivía con ella y sus tres hijos (dos varones y una mujer) hacía diez años.
La mujer relató que el 9 de abril, alrededor de las 20, llevó a su hija al hospital porque tenía fuertes dolores de espalda. Luego de atenderla, los médicos derivaron a la menor directamente a sala de parto porque tenía cinco meses y medio de embarazo. Después de dar a luz, la denunciante le reclamó a su hija que le dijera quién era el padre del bebé. Entonces, la adolescente se quebró y en medio del llanto le contó a su madre que el recién nacido era de su padrastro. Le confesó que el imputado la había violado desde que tenía 14 años y que la amenazó para que no hablara.

Dos detenidos en Limache
La Policía allanó dos casas y secuestró un arma y objetos robados. Dos hombres mayores de edad fueron detenidos en el barrio Limache, durante sendos allanamientos realizados por efectivos de la comisaría 106. Un arma calibre 22 corto (que habría sido utilizada en varios robos), un cargador con 4 cartuchos, un auto Ford Fiesta, una rueda, tres cubiertas, un frente de estéreo, una rueda completa de auto y una navaja tipo mariposa fueron secuestrados por los policías que ingresaron a una casa de la manzana 6 y a otra de la manzana 2.
La fiscalía penal de turno dispuso que las personas permanezcan en calidad de detenidos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora