Con la suelta de globos negros y blancos se realizó ayer la marcha número 300 de crímenes no esclarecidos en la provincia, organizada por la comisión de Familiares contra la Impunidad. "Con mucho dolor tenemos que decir que esta marcha es lisa y llanamente contra la Justicia", expresó Ana Fernández, la principal impulsora de esta movilización que se realiza todos lo viernes alrededor de la plaza 9 de Julio.
En esta ocasión, el acto se realizó frente a la Catedral Basílica, como un signo patético del significado que para los familiares tuvo este acontecimiento. Con carteles, leyendas y fotos de víctimas de distintos hechos criminales aún no esclarecidos, los presentes graficaron el reclamo que muchos de ellos vienen realizando desde hace muchos años.
"A mi hija la asesinaron hace cinco años y aquí estoy como el primer día esperando que la Justicia resuelva esta cuestión y meta preso a los asesinos que tienen nombre y apellido", manifestó Ana Fernández, la madre de Cinthia Fernández, a quien encontró muerta en su departamento de Parque La Vega. Dijo que "los globos negros que hemos soltado representan el luto que llevamos y un mensaje por el proceder de la Justicia, en tanto que los globos blancos simbolizan el mensaje de paz que tanto clama el papa Francisco".
Fernández señaló que "para la Justicia, las víctimas de la impunidad son solo un número de expediente y una prueba de esto es que de los 200 casos que venimos reclamado desde hace años, solo 16 llegaron a juicio". La mujer atribuyó la lentitud de la Justicia "a la falta de compromiso de los jueces y fiscales" y en ese sentido sostuvo que "vamos a hacer todas las marchas que sean necesarias hasta que ningún asesino quede suelto".
Cristian Messina reclamó celeridad en la causa relacionada con la muerte de su esposa Alejandra Villarroel, víctima de un accidente de tránsito ocurrido el 3 de marzo pasado en la esquina de Talcahuano y pasaje Metán. "Ibamos en una moto con mi señora y fuimos atropellados por un auto conducido por una mujer que circulaba a alta velocidad. Alejandra murió y yo me salvé de milagro. La conductora está libre y no sabemos en qué estado está la causa", dijo.

El dolor

"Mi esposo es un preso político y lo condenaron para tapar a los verdaderos culpables", sentenció Beatriz Yapura, compañera de Santos Vera, al que la Corte de Justicia le confirmó la sentencia a perpetua por el asesinato de las dos turistas francesas ocurrido en 2011 en la Quebrada de San Lorenzo. "Que el gobernador Urtubey no piense que nos vamos a quedar de brazos cruzados, vamos a recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación", advirtió.
Elba Carrizo, madre de Claudia Sierralta, asesinada por su esposo policía José Adrián Chilo, en 2014, dijo: "Vine aquí por dos motivos. El primero para pedir que la Justicia no haga lugar a la reducción de pena que hicieron los abogados de este asesino que fue condenado a perpetua. También estoy aquí para pedirle al Gobierno que pague la indemnización a mis dos nietas que quedaron huérfanas. Ese policía era un empleado del Estado y el Estado debe responder por lo que hizo. Hay dos niñas que necesitan alimentarse, vestirse y estudiar".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


María Susana  Rocchi
María Susana Rocchi · Hace 17 días

Una total incoherencia con la mediación instaurada como política pública y que funciona en la mayoría de los lugares donde se crearían estos juzgados de paz, lo cual significa un verdadero retroceso institucional. Un juez letrado no gestiona los conflictos en forma pacífica como un mediador. Que la.corte se ocupe de los casos no esclarecidos y que obligan a las.victimas a realizar marchas todos los viernes alrededor de la plaza en busca de justicia y en.contra de la impunidad.


Se está leyendo ahora