Aquel 8 de septiembre de 1974 la sociedad salteña se vio conmocionada por un accidente de tránsito que le costó la vida a 32 personas quedando cinco en grave estado. Se trataba de un grupo de fieles, devotos de la Virgen del Perpetuo Socorro que habían partido a Cachi en misión religiosa, desde la Iglesia San Alfonso.
El accidente ocurrió a 2.350 metros de altura y a 150 kilómetros de la ciudad de Salta aproximadamente.
El accidente ocurrió alrededor de las 21. Esa noche en la Cuesta la temperatura descendió a 12 grados bajo cero. Muchos de los heridos, como consecuencia de la falta de atención médica a tiempo y de la baja temperatura, no lograron sobrevivir.
Entre los fallecidos estaba el sacerdote Andrés Santiago Ibáñez, párroco de la Iglesia San Alfonso. El rescate de las víctimas fue muy lento y tortuoso debido al lugar en que se encontraban. Los peregrinos fueron velados en la Iglesia San Alfonso. Los detalles de lo sucedido los contó Pedro Isola quien fue uno de los sobrevivientes.
Las Víctimas:
Rufino Nicasio Alem, José López y Agueda Rivera de López, Angela Camila Nacierio de Biasutti, Pacífico Mena, Estanislada Aquino de Merides, Ignacio y Napoleón García, Marcial Cabrera y Olga Cabrera de Castro, Juan y Lores Aguirre, Luis Inocencio Palacios, Eulalio Herrera, Amalia Bustamante de Herrera, Elena Helvecia y Alcira Bustamante, Albino Sosa, Cecilia López de Durán, Peregrina Guerra de Isola, Trinidad Contreras viuda de Laime, Trinidad del Carmen Laime, Néstor B. López, el padre Andrés Santiago Ibañez, Juana Cazarola de Artaza, José Domingo Velázquez, Felipe Tinte, Juan Carlos Reynoso, y los niños Rosario Francisca Martínez y Omar Roberto Quispe.
Sobrevivientes: 5 personas, Eleida y Josefina Meriles, Aurelia Guantay de Martínez, Dn. Pedro Isola y el chofer Alberto Acosta.
Fuente: José de Guardia de Ponté, en Historia de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ramón Galvan
Ramón Galvan · Hace 2 meses

Recuerdo este desgraciado accidente que truncó la vida del Padre Ibañez, el alma motor del Colegio San Alfonso y mucha gente mas. Que el Tata Dios los tenga en la gloria.

Ramón Galvan
Ramón Galvan · Hace 2 meses

Fue realmente un muy duro accidente que se llevó la vida de un grande como lo era el Padre IBAÑEZ. QEPD descansen cada uno de loa que allí dejó su vida.

MARIO ALFREDO RUIZ
MARIO ALFREDO RUIZ · Hace 2 meses

LA SRA AURELIA GUANTAY DE MARTINEZ ES MI ABUELA, ELLA TODAVIA VIVE EN Bº LAMADRID, LA NIÑA ROSARIO FRANCISCA MARTINEZ ERA MI TIA, A QUIEN NO CONOCI, LE AGRADEZCO A DIOS Q MI ABUELA HAYA SOBREVIVIDO.


Se está leyendo ahora