Según el informe "Mujeres en el trabajo: Tendencias 2016", que recopiló datos de 178 países, a pesar de algunas "modestas" mejoras en ciertas regiones del mundo millones de mujeres están perdiendo terreno en su búsqueda de la igualdad en el mundo del trabajo.
"A lo largo del progreso educativo que las mujeres han protagonizado en los últimos 20 años, sus logros no se han traducido en mejoras en el mundo laboral. A nivel global, la brecha de género se ha cerrado sólo 0,6 por ciento entre 1995 y 2015, lo que quiere decir que el avance para introducir a las mujeres al mercado de trabajo es insuficiente o se ha estancado", dijo Lawrence Johnson, economista de la OIT.
Sin embargo, Latinoamérica es una excepción en esa tendencia, ya que hay más mujeres que trabajan como porcentaje de la población que hace dos décadas. Como posibles razones, la OIT señaló las mejoras en la educación y un descenso en la tasa de natalidad.
Para el director general del organismo, Guy Ryder, el informe muestra "los grandes desafíos que las mujeres siguen enfrentando a la hora de conseguir y mantener puestos de trabajo decentes".
"Nuestras acciones deben ser inmediatas, efectivas y con resultados a largo plazo. No hay tiempo que perder. La Agenda 2030 es una oportunidad para aunar esfuerzos y desarrollar políticas de igualdad de género que sean coherentes y se apoyen unas a otras", señaló.
El documento precisó que las mujeres siguen trabajando más horas al día que los hombres tanto en el trabajo remunerado como en el no remunerado, y que en los países con altos y bajos ingresos ellas realizan, en promedio, al menos dos veces y media más trabajo doméstico y de cuidado familiar que los hombres.
En tanto, en las economías desarrolladas las mujeres empleadas (por cuenta propia o en trabajo asalariado) trabajan un promedio de ocho horas y nueve minutos -en el trabajo remunerado y no remunerado-, frente a siete horas y treinta y seis minutos de los hombres.
Asimismo, en las economías en desarrollo, las mujeres empleadas dedican nueve horas y 20 minutos al trabajo -remunerado y no remunerado-, mientras que los hombres dedican ocho horas y siete minutos, por lo que "el desequilibrio en la proporción del trabajo no remunerado limita la capacidad de las mujeres de incrementar sus horas de trabajo asalariado, formal y remunerado".
"La desventaja acumulada que enfrentan las mujeres en el mercado laboral tiene un impacto considerable en su futuro. En términos de pensiones, la cobertura (legal y efectiva) es inferior para las mujeres que para los hombres, produciendo una diferencia de género en la cobertura de la protección social", apuntó el informe.
En términos de salarios, los resultados del estudio confirmaron estimaciones anteriores de la OIT: a nivel mundial las mujeres aún ganan en promedio un 77 por ciento de lo que ganan los hombres, disparidad que "no puede ser explicada solamente por las diferencias en la educación o la edad", sino que puede ser vinculada "a la infravaloración del trabajo que las mujeres realizan".
Pueden vincularse además a "la discriminación y a la necesidad de las mujeres de interrumpir sus carreras profesionales o reducir sus horas de trabajo remunerado para atender responsabilidades familiares adicionales como el cuidado de los niños", señala el texto.
"Aunque se registraron algunas pequeñas mejoras en la reducción de la brecha salarial de género, si la tendencia actual persiste serán necesarios otros 70 años para eliminar completamente las diferencias salariales por género", concluye.
Las desigualdades laborales entre hombres y mujeres son, según el informe de la OIT, más alarmantes en los países árabes, el norte de África y el sur de Asia.
Fuente: Télam.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


RICO TIPO
RICO TIPO · Hace 8 meses

COMO HABLAN CAGADAS ESTO ES PURA PROPAGANDA, EN MI TRABAJO POR CONVENIO GANAMOS LO MISMO LOS HOMBRAS Y LAS MUJERES Y EN EL TRABAJO DE MI SEÑORA ELLA GANA IGUAL QUE SUS COMPAÑEROS HOMBRES DEJEN DE HABLAR BOLUDESES ADEMAS LA MUJER TIENE DIEZ AÑOS MAS DE ESPECTATIVA DE VIDA QUE EL HOMBRE Y SE JUBILA CINCO AÑOS ANTES.


Se está leyendo ahora