Es habitual que los fines de semana la gente después o antes de una eventualidad haga una parada "obligada" para comer algo. En la madrugada de ayer, en la sandwichería ubicada en la avenida Belgrano y calle 20 de Febrero, un llamado anónimo alertó que empleados del lugar y dos hombres, padre e hijo, mantenían una feroz pelea frente al local. Inmediatamente llegaron al lugar dos bicipolicías, quienes constataron la gresca.
Según informó la Policía, Esteban Cesarini (25) y su padre, Raúl Bautista Cesarini (56), denunciaron haber sido agredidos por personal del lugar. En circunstancias que se acercaron a pedir dos panchos fueron agredidos físicamente por dos empleados "sin motivo alguno". Luego de responder a la agresión la gresca terminó con ambos hombres, padre e hijo, hospitalizados en el San Bernardo en observación, ambos con politraumatismos.
La otra campana
Sin embargo, la otra versión indica que cuando el personal policial se hizo presente en el lugar y se entrevistaron con los dos empleados involucrados en la pelea, estos habrían manifestado que ambos hombres, padre e hijo, estaban ebrios y después de solicitar una gaseosa y quejarse por el precio, uno de ellos habría manifestado en tono quejoso lo caro del producto arrojando un servilletero en la cara de uno de los empleados, de apellido Torres, y tras un fuerte cruce de palabras se fueron a las manos.
Ambas partes, tanto desde el local comercial como el padre y su hijo, realizaron denuncias por el hecho.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 6 meses

QUE LINDO COBRARON JAJA

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 6 meses

Bha, los borrachos se hicieron los malos y luego denuncian


Se está leyendo ahora