MORES1.jpg

El músico argentino, pianista, compositor y director de orquesta Mariano Mores, leyenda del tango, murió en las últimas horas a los 98 años, según anunció uno de sus nietos en su muro de la red social Facebook.

"Adiós ABUELO querido!!!! Te voy a extrañar mucho!! pero tu recuerdo y tu música estarán siempre en mi. Gracias por tu ejemplo de Vida. Q.E.P.D", escribió Gabriel Mores, también cantante, músico y compositor.

Mores, cuyo nombre real era Mariano Alberto Martínez, había nacido el 18 de febrero de 1918 en Buenos Aires.

Su nieta Mariana Fabbiani también lo recordó en las redes sociales. "Y yo q pensé que eras eterno... Mi súper hombre. Hubiera querido tenerte toda la vida conmigo", escribió la conductora.

MORES2.jpg

Su nombre verdadero era Mariano Alberto Martínez y nació el 18 de febrero de 1918. En Tres Arroyos, comenzó a estudiar piano clásico a los siete años, pero su profesor no quiso tenerlo como alumno. Más tarde, se mudó con su familia a Buenos Aires y retomó con las clases. Luego, estudió en el conservatorio D'Andrea y se recibió de profesor de teoría musical, solfeo y armonía. En 1929, se muda a España y obtiene una beca en la Universidad de Salamanca donde se perfeccionó como pianista clásico. Con la muerte de Carlos Gardel en 1935, el músico comienza a escucharlo y se apasiona por el tango.

La muerte de su padre complicó la situación económica de su familia y consiguió trabajo como pianista en el Café Vicente de la calle Corrientes al 900, donde tocó música internacional. Varias décadas más tarde, la esquina de Corrientes y Carlos Pellegrini fue nombrada como Esquina Mariano Mores en su honor.

Embed

ntre 1939 y 1948 fue el piano solista de la orquesta de Francisco Canaro y luego experimentó con sus propias formaciones, sea su sexteto rítmico o sus esquemas orquestales con rasgos sinfónicos.

Siempre tuvo una inclinación por combinar el gesto íntimo de la creación solista con los énfasis del music-hall. "Lo mío es el tango-espectáculo. Yo fui uno de los primeros que acercó el ballet al género, al que le di un sonido de orquesta, digamos lírico-popular", explicó sobre su controversial estilo.

No siempre se interesó por dejar registro de su obra. Tras un prólogo con el sello Mercurio, entre 1954 y 1969 grabó en Odeón, y desde allí, se desentendió de esa dimensión de su trabajo. En 1994 volvió a las bateas con un disco en vivo, después de 22 años casi sin huellas en los estudios.

Embed

Incursionó en el cine como actor en cintas como "Corrientes... calle de ensueños!" (1948), "La doctora quiere tangos" (1949) y "La voz de mi ciudad" (1953). Fue pareja en la ficción de Mirtha Legrand y Diana Maggi.

"Son experiencias que hice, y no tengo de qué arrepentirme, por supuesto; pero en aquel entonces me hicieron galán y a mí no me gustaba la voz que me salía en las películas. Por eso no quise seguir", confesó en su tiempo.

La elocuencia de su obra y su gesto tuvieron, sin embargo, un correlato de modestia a la hora de enfrentar los micrófonos. Mores moldeó tangos que pronto se acomodaron a la etiqueta de "clásicos": "El firulete", "Taquito militar", "Adiós Pampa mía", "Cuartito azul" o "Grisel".

"Yo nunca pude concebirme como demasiado importante en el tango -afirmaba-. Creo que soy uno más dentro de un mundo de gente que tiene un par de cosas para expresar."

Las expresó hasta el 2011, cuando, por razones físicas, se alejó de los escenarios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 7 meses

Gracias por todo, Maestro Marianito Mores. Todo un señor y un artista extraordinario.


Se está leyendo ahora