Los argentinos que viajaron por la Argentina durante el fin de semana largo consumieron en forma modesta, pero mejor de los esperado por los comerciantes en las semanas previas. Entre el viernes 17 y el lunes 20 de junio, 610 mil turistas viajaron por el país, gastando 1.037,6 millones de pesos en las ciudades receptivas, pero los comercios tuvieron igualmente caída de ventas.
Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), el fin de semana largo tuvo un impacto muy heterogéneo, con algunas ciudades con muy buen movimiento y otras más bajas. Los datos preliminares indicaron que los turistas registraron una estadía promedio de tres días en los lugares elegidos para descansar y gastaron 567 pesos por persona por jornada.
'En líneas generales, el fin de semana fue modesto, pero mucho mejor de lo que se esperaba una semana atrás, cuando había muy pocas reservas', dijo la CAME en un comunicado de prensa. Es que el agregado de un día más, sumado al lindo clima que predominó en la mayor parte del país, alentó a muchas familias a salir de viaje sobre hora, aunque a destinos principalmente cercanos. Hay que tener en cuenta que el 20 de junio suele ser el menos convocante en materia turística y este año influyó la coincidencia con el Día del Padre y la falta de dinero en muchas familias por la altura del mes, dijo la CAME.
Aunque el agregado del feriado del 17 -en homenaje al héroe salteño de la independencia argentina, Martín Miguel de Güemes-contrarrestó en algunos destinos sumándole turistas a destinos que venían muy retraídos. Según un relevamiento en 40 de las principales ciudades turísticas del país, las ventas minoristas vinculadas al sector 'fueron muy bajas', porque incluso en aquellas localidades con másmovimiento 'la gente controló excesivamente sus gastos'.Las compras del Día del Padre le restaron fuerza al turismo, porque es una fecha donde las familias hacen regalos importantes o se reúnen a comer en familia. Pero como también el turismo le restó fuerza a los comercios para ese día especial, los empresarios que se preparan cada año para la ocasión decidieron mantenerse abiertos el viernes 17 y el domingo 19.
Muchas ciudades turísticas captaron ventas del Día del Padre que se hubieran realizado en otras. El clima fue muy amigable el fin de semana: hubo días de sol en buena parte del país, y temperaturas frías pero agradables en el día lo que impulsó a turistas y no turistas a disfrutar de espectáculos, estadías al aire libre, ferias, caminatas, deportes e innumerables actividades. En lo que va de 2016, ya hubo tres fines de semanas largos: Carnaval, Semana Santa (que este año coincidió con el Día de la Memoria) y 20 de Junio (que este año coincidió con el homenaje algeneral Güemes) donde viajaron 4.939.000 turistas con pernocte, y dejaron ingresos directos por $9.173 millones en las economías regionales del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora