Cuando los cuatro ladrones aparecieron en la puerta del almacén ubicado en la calle Mar del Plata al 1100, en Merlo, Eduardo Screpanti y su esposa, Mabel, ya estaban cerrando el negocio. Bajo amenaza los hicieron volver a entrar, les exigieron todo el dinero y el matrimonio no se resistió. Igual, a ella la asesinaron.
Mabel Da Rocha tenía 52 años. Apenas unas horas después, iban a festejar su aniversario número 32 de casados y los 56 años de "Pepino", como conocían en el barrio al almacenero. Todos sus planes y todo su futuro quedaron tirados junto con la mujer, en medio de un charco de sangre. Al parecer, cuando los delincuentes le pegaron un culatazo a su marido ella se puso nerviosa y eso enfureció a uno de los ladrones que la apuñaló en la nuca y en la espalda.
La familia de Mabel la subió a un auto y la llevó hasta el hospital más cercano, pero la mujer murió en el camino. Los ladrones se llevaron los 25 mil pesos que había en el local y escaparon.
"Mi mamá les dio todo, toda la plata. No tenían necesidad. La degollaron, tenía todo el cuello cortado y le dieron puñaladas en la espalda", expresó a la prensa Melisa, otra hija de los comerciantes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...