Rodrigo Garrido, de 20 años, sufrió un profundo corte en el rostro y la pérdida de tres piezas dentales a raíz de un tremendo botellazo que recibiera durante la madrugada del miércoles 31, en un boliche bailable de la ciudad de General Güemes.
Hoy Rodrigo no puede hablar, por lo que su primo Fernando Gavilio, de 22 años, relató lo sucedido a El Tribuno.
El pasado miércoles, ambos habían ido a un boliche ubicado en calle Alem esquina Gobelli, en Gral. Güemes, alrededor de las 3, luego de haber participado del festival por Santa Rosa de Lima.
Alrededor de la 4.30 comenzó a generarse una gresca entre dos grupos para ellos desconocidos. En un momento dado, una botella de champagna voló por los aires y golpeó el rostro de Gonzalo. "Nosotros intentamos apartarnos del lugar donde se estaba generando la pelea, sin embargo un botellazo golpeó en la cara a mi primo, lo vi caer al suelo casi desmayado, lo tomé en mis brazos mientras pedía ayuda; él comenzó a perder el conocimiento, no sabía qué hacer y decidí sacarlo de allí como pude. Una vez afuera fui ayudado por policías que se encontraban en el lugar", contó Alfredo.
Rodrigo fue trasladado al hospital donde le practicaron una sutura en la herida abierta por la botella y le curaron el interior de la boca; había perdido tres dientes.
"Los dueños del boliche no se hicieron cargo de nada, es más, hubo una orden de levantar todas las botellas de vidrio, porque fueron varias las que arrojaron; él es un chico joven ahora deberá soportar una gran cicatriz y nunca podrá recuperar sus dientes", añadió.
Rodrigo vive en una humilde casa del barrio 1§ de Mayo y es trabajador rural.

Había un menor

La denuncia por el brutal golpe recibido por el joven fue radicada en la comisaría 11, a cargo del comisario Raúl Cardozo. "Efectivamente tenemos la denuncia del joven que recibió el botellazo; esa madrugada fueron detenidos cinco personas que habrían participado del hecho, hasta ahora solo contamos con la versión del denunciante sobre lo que pasó en el boliche, faltan los testimonios de los detenidos para saber la verdad", indicó el jefe policial.
Entre los jóvenes detenidos hay un adolescente, es decir, un menor de edad.
"Esa es una violación a las ordenanzas municipales sobre la presencia de menores en locales bailables, por lo que el boliche recibirá una sanción a la contravención", señaló Cardozo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


coje villeros
coje villeros · Hace 3 meses

pobrecito... nene de mamá


Se está leyendo ahora