La tecnología de las comunicaciones sigue avanzando a paso firme. De a poco, en nuestra tranquila ciudad, comenzamos a notar los beneficios del 4G (LTE) en nuestros celulares.
El cambio se nota especialmente si utilizamos un teléfono celular desde hace varios años.
Recordemos un poco: ¿Quién podía ver en su teléfono un video sin que se "cortara" o demorara varios minutos en cargar?.
Bajar un mp3 -una canción completa por ejemplo- era una tarea para personas de mucha paciencia y dedicación. Todo esto, claro está, sin disponer de una conexión WiFi.
Pero a partir de la irrupción del denominado 4G la situación está cambiando considerablemente, y para mejor.
Estos cambios van de la mano con el crecimiento de la cantidad de teléfonos inteligentes en nuestro mercado.
En nuestro país, el 36% de los usuarios de telefonía móvil es dueño de un smartphone. Y entre este tipo de teléfonos el 80 por ciento trabaja con el sistema operativo Android de Google.
Sólo un porcentaje pequeño lo hace con iOS de Apple. Si prestan atención son pocos nuestros conocidos que pueden mostrar un teléfono con el logo de la manzanita.
Si bien ya hay países, como Corea del Sur, dónde ya están probando la tecnología 5G, vamos a dar un vistazo a la disponible en nuestro país.
La gran diferencia con la tecnología anterior, la del 3G, es la velocidad a la que podemos realizar tareas habituales como descargar una canción, ver un video o subir una foto a Facebook.
Veamos algunos ejemplos. Con un teléfono con 3G nos toma aproximadamente 1 minuto y 20 segundos descargar una canción -en formato mp3-, de unos 10 MB. Para hacer lo mismo en un smartphone con 4G, sólo nos tardará unos 8 segundos.
Descargar un video en HD de unos 50 MB nos tomaba antes 7 minutos y 40 segundos aproximadamente. Ahora podemos hacerlo en apenas 40 segundos.
Quienes acostumbran a bajar aplicaciones a su teléfono inteligente, también notarán la diferencia, siempre y cuando nuestro espacio disponible sea el suficiente.
Descargar una aplicación de 20 MB a nuestro teléfono, llevaba antes - como mínimo- 3 minutos y 40 segundos. Ahora lo podemos hacer en 16 segundos.

Claro que no todas son rosas.

No es lo mismo, claro está, realizar todas estas tareas sentado en un banco de la plaza 9 de Julio que efectuarlas en una zona periférica de la ciudad.
Si bien la velocidad es fantástica la cobertura no es la misma en todos los casos. Depende, por empezar, de nuestro celular y de la cobertura y buen servicio de nuestra empresa de telefonía celular.
Claro que con un buen teléfono podemos bajar un capítulo de nuestra serie preferida, mientras repasamos que pasó en el capítulo anterior, lo que significa unos 240 MB en apenas unos 4 minutos.
Si bien hoy la tecnología es más sencilla y barata que hace 4 años no tenemos que perder de vista que se trata de un medio y no de un fin.
Un buen ejemplo de las posibilidades que nos permite esta velocidad para realizar una transmisión en tiempo real, es la utilización de aplicaciones para transmitir video en línea desde nuestros celulares.
Podemos tener de aliados a Periscope que funciona asociado a una cuenta de Twitter y que transforma a nuestro smartphone casi en un canal de televisión.
Con esta aplicación podemos sacar un gran provecho a nuestra conexión 4G.
Recientemente Facebook también salió a competir en materia de transmisión de video en tiempo real. A través de una aplicación podemos mostrar cualquier acontecimiento a todos nuestros seguidores. Ideal si queremos trascender más allá de una fotografía que reciba laikes.
Quedarán en el recuerdo las ingratas búsquedas de una confitería, bar o negocio céntrico donde solíamos engancharnos a una red Wi Fi para chequear nuestro mail o mirar si nuestros amigos están conectados.
Basta con pararse en cualquier lugar del centro de nuestra ciudad para disfrutar de esta velocidad.
La cobertura también cambió. En nuestra última nota sobre telefonía 4G decíamos que había lugares claves de la ciudad que no contaban con este tipo de servicio de alta velocidad.
Actualmente las antenas que permiten acceder a este servicio brindan cobertura, por ejemplo, a las dos universidades, a la ciudad Judicial, al Parque Bicentenario y a los barrios aledaños en la zona norte.
Para quienes trabajamos en los medios de comunicación, especialmente los digitales, la forma de trabajo también se enriqueció considerablemente.
Hoy los periodistas tenemos la posibilidad de explorar múltiples alternativas de comunicación. La producción de las noticias, la edición del contenido y la publicación de los mismos cambia a favor, no solo de los profesionales, sino también de los destinatarios de nuestro trabajo que, de a poco, verán abiertos nuevos canales de comunicación para informarse más rápido y disponer de noticias en varios formatos, algo impensable hasta hace algunos años.
Valió la pena la espera, sólo hay que animarse a experimentar y aprender algo nuevo.

Eduardo Aguirre PERIODISTA

"Si tenés datos sensibles, lo más seguro es encriptar tu teléfono".
Dudas
¿Por qué mi celular se puso lento? Puede haber quedado con poco espacio libre o hay muchas aplicaciones funcionando en segundo plano. Hay que borrar fotos y videos recibidos.
Hay quienes no apagan "nunca" su celular. Es conveniente, cada tanto, reiniciarlo o tenerlo un rato apagado. Es similar a la forma de trabajo de una computadora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia