Abel Fleming, juez del Tribunal de Impugnación de Salta y reconocido experto en la temática de las adicciones, no considera a la ley de derribo una herramienta útil para enfrentar al narcotráfico, en cambio apoya la radarización las 24 horas del día. Juzgó como determinantes a la familia y al del conjunto social en una cruzada contra las adicciones y espera que el próximo Presidente de la Nación "no tome la política de drogas desde decisiones mediáticas facilistas acudan a la metáfora del "combate" y de la "guerra" al narcotráfico y a las drogas. El magistrado participó el fin de semana, especialmente invitado, al XIX Encuentro de Pastoral Social de la Iglesia y I Congreso de Pastoral Social del Noa, sobre la problemática de la drogadicción en la región.
¿Es exagerado o no decir que Argentina ya está en manos de los narcotraficantes?
¿En manos de los narcotraficantes? Creo que cada uno de nosotros estamos en nuestras propias manos, más que en las de ellos. Las drogas no tienen patitas, no caminan, no se nos meten por debajo de la piel; somos nosotros los que vamos hacia ellas. Lo que hacen los narcos es trabajar sobre la disponibilidad haciendo su negocio; toda la gente que está asociada en la fabricación, distribución y comercialización hace su negocio. Más del 50 por ciento de los ilícitos están asociados al consumo de drogas legales e ilegales, con lo que queda demostrada la vinculación del fenómeno de la criminalidad con el fenómeno del consumo masivo de sustancias.
Y Salta está especialmente complicada por estar tan cerca de una frontera tan extensa y con tan pocos controles.
Salta tiene una situación geopolítica complicada, sobre todo en relación a la cocaína y sus derivados, por esta frontera seca de más de 700 kilómetros, que comparte con Bolivia, donde hay muy pocos pasos habilitados y muchísimos no habilitados. También puede ser usado el espacio aéreo. Pero debo decir que el control en el mundo no alcanza niveles de eficiencia que superen el 3%. O sea, no puede haber una apuesta exclusiva a los sistemas de control porque ellos no resuelven el problema de disponibilidad de la droga.
¿La ley de derribo no es una herramienta útil?
La ley de derribo no creo que resuelva este tema. El tráfico de drogas nos mostró la versatilidad que tiene para ir escogiendo modalidades diferentes, en la medida en que se instala una estrategia se instala otra estrategia de tráfico que neutraliza al control. Particularmente, no estoy muy convencido de la ley de derribo, que es casi como una solución mágica militar.
¿Los radares tampoco?
Radares sí. Estoy a favor de una radarización que funcione las 24 horas del día, los 365 días del año, con unidades operativas móviles que puedan tener la información del radar y, también por vía aérea, llegar a los lugares de descarga de la droga, es decir, hay que hacer al control más eficiente, pero sin acudir a esta cosa bélica de decir que vamos a andar tirando misiles por el aire.
¿Comparte el criterio de disponer del Ejército para estos controles?
Decididamente no. No es la función del Ejército. No creo que pueda hacerlo bien. Tampoco es en exclusiva de las fuerzas de seguridad y de la policía como única acción de control. La acción de control hoy tiene que ser reforzada con unidades de análisis en ámbitos gubernamentales civiles, que estudien los aspectos económicos, financieros, políticos de impacto de decisiones que se toman en otros países, por ejemplo, tendríamos que tener un área de inteligencia criminal localizada en las embajadas de Bolivia y Paraguay. Y debiéramos tener un análisis diario de cuáles son las realidades y las decisiones que se van tomando esos piases, con impacto en nuestro país, referida al narcotráfico. Deberíamos tener también, presupuesto aplicado a la investigación para dejar de tener como objetivo la fase de transporte que hoy son intermedias o finales de una cadena de tráfico. En una cadena de tráfico, el que transporte normalmente no es el dueño de la droga ni es el dueño del negocio; el que distribuye, tampoco es el dueño de la droga ni del negocio. Entonces, ¿cómo llegamos desde el control a impactar en los núcleos más centrales del tráfico de drogas? Ahí hay que trabajar sobre investigación financiera, sobre lavado de dinero, sobre las relaciones de la economía y el tráfico porque normalmente el trafico termina blanqueando capitales a través de una inserción en la economía formal. Todo esto excede a la policía, como fuerza de control territorial y exige un esfuerzo estatal con otras organizaciones.

¿Cuáles organizaciones, por ejemplo?
Las universidades, por ejemplo, en sus actividades de extensión, deberían tomar estos temas como temas de estudio y análisis.
Hay que discutir la prohibición de las drogas. ¿Es bueno mantener la prohibición de todas las drogas en el mismo nivel de criminalización? o ¿Hay que tener políticas diferenciadas? Hay que discutir esto. Tenemos que discutir la política con la marihuana, droga incontrolable si las hay porque cualquiera puede tener una plantita. A su vez hay una naturalización del consumo y una naturalización de que no es dañosa.
¿Qué espera que haga el próximo Presidente de la Nación en este sentido?
Espero que no simplifique la política de drogas a slogans, no tome la política de drogas desde decisiones mediáticas facilistas, que decisiones que acudan a la metáfora del "combate", de la "guerra" al narcotráfico y a las drogas. Si es que es esta la metáfora que gobierna la política nacional vamos a tener que hacer la guerra contra nosotros mismos, contra nuestros hijos y afectos, porque el lugar que la droga ocupa en la sociedad es un lugar que nos aleja de la posibilidad de una solución mágica del problema. Al problema hay que resolverlo, pero sin slogans mágicos y sin reducir la política de drogas a la política de control. Decir que vamos a resolver el problema de la droga con un Ejército que controle los ingresos en la fronteras es mandar un mensaje que engaña. Hay alguien que puede creer eso, pero tengo que decir que hoy las drogas se combaten con acciones más persistentes, más rimbombantes, de mayor alcance, con aplicación de recursos y especialización de gente. Pero también se combate con una gran alianza social que a partir de la toma de conciencia que ya tiene la sociedad argentina canalizar en una reacción social en cadena y en alianza sobre actividades positivas en la prevención en la condena social. Debemos colocar al consumo y al sobreconsumo de drogas en la condena social, que se sepa que estos e repudia desde la sociedad argentina. También, habría que crear una red entre organizaciones civiles, territoriales, para reflexionar con jóvenes y adultos, reinstalar la diálogo franco y abierto, trabajar en la humanización de las drogas sociales. Porque somos vulnerables a las drogas en el desamor, en la falta de diálogo, en el aislamiento. Tenemos que trabajar sobre los componentes sanos y vitales de la sociedad, como son el compromiso, el diálogo, la reflexión abierta y sin prejuicios.

Antecedentes
****Entre 1982 y 1989, Abel Fleming estuvo a cargo de la División de Investigaciones Científicas de la Policía de la Provincia donde impulsó la creación del área de Drogas, hecho que se replicó en otras 11 policías provinciales en el noroeste del país.
****En paralelo a su desempeño profesional, entre 1984 y 1985 fue cofundador junto a Guillermo Arquati y René Narváez, de la Asociación Betania, para el tratamiento de personas con problemas de adicción.
****Fleming también ocupó la vicepresidencia primera de la Federación Argentina de Magistrados entre 2001 y 2005, y desde este año hasta 2011 se desempeñó como presidente de la institución durante tres períodos consecutivos. También y durante dos años fue secretario general de la Federación Latinoamericana de Magistrados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 12 meses

ESTA ES UNA CORTINA DE HUMO ESTAS DETENCIONES .......AHORA ME EXPLICO ...........PASARON INFORMACION CRUZADAS........'??????' QUE PASO CON LOS SRES QUE DETUVIERON ...EN SAN MAZZA......EN UNA GRAN BANDA...........POR ALOG EL SILENCIO DE TODOS LOS MEDIOS..........QUIEN SON LOS INVOLUCRADOS.......???? LA RAMIFICACION ESTA EN EL NORTE Y SALTA.......

Demian valent  angolers
Demian valent angolers · Hace 12 meses

¿¿¿¿¿¿¿ ÉSTE IMBÉCIL ES JUEZ Y VIVE EN UNA NUBE DE SORETES, DEFIENDE EL NARCOTRÁFICO Y LAS FÁBRICAS DEL PACO????, BUENO, ASÍ ESTA EL PODER JUDICIAL SALTEÑO, DESIGNAN ""PERSONAJES KRETINOS"", ESTE DEFIENDE LA ENTRADA DE FONDOS PARA ENGORDAR SU PATRIMONIO PERSONAL, GRACIAS AL LAVADO DEL DINERO Y LOS ((SOBRES)) ENTREGADOS EN LOS CAFÉS DEL CENTRO, NÓ QUIERE EL ((DERRIBO)) PORQUE, AFECTARÁ SU SALARIO NARCO, NÓ QUIERE QUE INGRESE AL CONTROL EL (((EJÉRCITO))) PORQUE CORTARÁ LA ((LÍNEA BLANCA DEL CONSUMO PERSONAL)), ESTÁ A FAVOR DEL (((FLAGELO SOCIAL DE LAS DROGAS))) GENIAL É IMBÉCIL EL """MAGISTRADO"" CHEEE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡


Se está leyendo ahora