Embed

Abel Pintos causa furor cuando sus cuerdas vocales deciden encarar un compromiso. Este fenómeno no sabe de límites y a cada paso deja huellas insuperables. Su carrera artística siempre estuvo muy vinculada a Salta, donde cosechó un entorno cálido de amigos... y un romance muy especial con el público. Una vez en la Casa de la Cultura solo pudo interpretar la mitad de una canción, su garganta no se lo permitía. Prometió volver... y así fue, al tiempo regresó para brindar un excepcional recital. Estas vivencias consolidaron el amor entre el artista y esta provincia.
Ahora, se decidió a abrir su temporada de verano en la tierra de Güemes, más precisamente en la localidad de Rosario de Lerma, donde esta noche se llevará a cabo la primera edición del Festi Lerma, que además contará con otros artistas de notable nivel.
Como siempre, Abel se mostró cordial y amable, y con sobrado respeto habló a mano a mano con diario El Tribuno.

¿Decidiste abrir tu temporada en Salta?

Me provoca una doble alegría. Primero por regresar a esta provincia, una tierra plagada de afectos; y luego porque ojalá sea parte de un momento histórico de este empredimiento musical, en cuanto a la trascendencia que pueda tener este festival con el correr de los años.

¿Un nuevo disco se sumó a tu carrera artística?

El material salió a luz en octubre, se llama "11", simplemente porque se trata de un número que se repite bastante en mi vida: nací un 11 de mayo, es mi décimo primer disco. Es el sucesor de la placa "Único", que grabé en vivo en el estadio de La Plata con las canciones más significativas de mi carrera, con motivo de los 20 años de trayectoria. Por eso me di tiempo para elaborar los temas nuevos que incluí en "11". Después de la temporada de verano, diagramaremos una gira nacional por todo el país para presentar el material discográfico. Esta noche ofreceré dos o tres canciones del disco para que la gente sepa de qué se trata y por dónde va.

¿Cómo vivís este gran momento de carrera, cuando los entendidos te señalan como un fenómeno de la música nacional?

Lo vivo con mucha alegría, mi forma de ser me exige desenvolverme con la mayor calma posible. De esta manera, puedo disfrutar de este vértigo que sugieren estas situaciones tan hermosas y eufóricas, y por momento hasta pasionales. No analizo cómo la gente me puedo denominar, me preocupo por disfrutar, por sentirme agradecido de ellos, y por trabajar cada día más. Soy muy feliz con lo que hago.

¿Dentro de qué género se encuadra tu música?

Me considero un artista popular, hago música por etapas en mi vida. Desde que empecé a escribir soy muy respetuoso de lo que las canciones me piden como pulso original. Mi música funciona como una herramienta o un idioma, depende de lo quiero decir en ese momento. No limito mis instintos creativos, nunca me pregunto a qué género pertenece, qué estética tiene cada cosa que hago. Trato de que mis acciones redondeen un mensaje contrario a la violencia.

Siempre brindás algún mensaje arriba del escenario...

El tema de la droga no es menor en nuestro país. Mis palabras no son desde un lugar demagogo, no pretendo bajarle línea a nadie, o hacer escuela de nada. Es simplemente un consejo para no entrar en un terreno que se puede evitar, y que además provoca mucho daño. Por suerte, el público es muy generoso a la hora de escucharme.
x

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia