El abogado Federico Casal, que patrocina a las hijas del exfiscal Alberto Nisman, aseguró hoy que el técnico informático Diego Lagomarsino está "tratando de conservar el lugar de privilegio" en la causa que investiga la muerte del extitular de la Unidad Especial AMIA.
"El estudio que está representando a Lagomarsino es de un prestigio profesional reconocido por todo el mundo y están haciendo lo que haría cualquier defensor: tratar de conservar el lugar de privilegio que hasta este momento tenía en la causa", sostuvo el letrado.
En diálogo con Radio Mitre, el patrocinante de Iara y Kala Nisman calificó al técnico informático como "un híbrido", ya que indicó que se trata de "una persona que por un lado estaba imputada por haberle proporcionado el arma y por otro se le recibía declaración testimonial, sin perjuicio de que se le dejaba intervenir en todas las diligencias que se producían en la causa". "Los testigos no pueden participar en esta clase de diligencias y a los imputados no se le puede tomar declaración testimonial. Tenía una situación bastante privilegiada", se quejó Casal.
En referencia a la competencia de la investigación, el abogado afirmó que "la causa nunca debió estar ahí donde estuvo hasta la semana pasada" y señaló que tras el hallazgo del cuerpo sin vida de Nisman "la fuerza policial que estaba interviniendo tardó dos horas en llamar a la autoridad judicial y no llamó a quien correspondía intervenir". Esbozó que los efectivos que actuaron en un primer momento presuntamente no llamaron a la autoridad correspondiente. "Le hubiese tocado intervenir a Carlos Rívolo, que no se caracteriza por ser un fiscal dócil al régimen saliente". "Es claro que le corresponde intervenir a la Justicia Federal", concluyó el abogado Federico Casal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...