Lo único que prospera en la frontera norte de Salta es el narcotráfico. Disposiciones aduaneras y fiscales terminaron por quebrar la frágil cadena comercial entre Salvador Mazza y San José de Pocitos (Bolivia) y dejaron a la deriva a cerca de dos mil pobladores de ambas localidades, que ahora son tentados por las organizaciones criminales para el transporte de droga.
Las bandas delictivas encontraron, también, mano de obra en las comunidades indígenas del Chaco salteño, donde confluyen los límites de Paraguay, Bolivia y Argentina. Fuentes federales y testimonios de vecinos del lugar dan cuenta que en los últimos meses se incrementó el tráfico hormiga de cocaína y marihuana por las incontables picadas que atraviesan esa franja fronteriza.
Además de trasladar droga, los originarios son captados para alertar sobre operativos de Gendarmería y almacenar los estupefacientes hasta que se relajan los controles y las cargas puedan seguir su curso.
"Las fuerzas de seguridad no se meten con los aborígenes; por eso los narcos los eligen", sostuvo un poblador chaqueño en una recorrida que hizo El Tribuno por la zona.
Decadencia
La principal fuente laboral de Salvador Mazza era la carga y descarga de camiones y el traspaso de mercaderías por el puente internacional de la localidad. Desde diciembre pasado, esa actividad cayó en un 60%, según registros de Rentas del municipio fronterizo.
La operación para pasar la carga de un camión con harina por la frontera, por caso, requiere de unas 40 personas. Con trabajo a pleno, cada pasador se lleva entre 600 y 800 pesos por día.
"Tenemos dos opciones de trabajo: el traspaso de mercaderías o el tráfico de drogas", dijo un pasador a este diario y esa es una verdad de Perogrullo en la comuna norteña.
La complejidad del comercio trasnacional llevó a que en Salvador Mazza se conformen 14 cámaras de comercio que agrupan a 253 empresarios.
La AFIP dispone límites a esos comerciantes salteños para exportar harina, azúcar, aceite, arroz y maíz, que son los productos con mayor demanda desde Bolivia. Por mes, el organismo sortea cupos entre los mayoristas con la cantidad de mercadería habilitada para trasladar al vecino país.
300 despedidos es la cantidad de trabajadores que dejaron cesantes los comerciantes de Salvador Mazza desde comienzo de año. Quedan 400 empleados en la actividad.
Además de acotar la actividad comercial, ese sistema dio lugar al contrabando a gran escala de los productos cupificados. También hubo favoritismos, como los que tenían 14 comerciantes que contaban con amparos del exjuez Raúl Reynoso (acusado de favorecer a narcotraficantes), quien los habilitaba a exportar sin restricciones.
Golpe de gracia
La eliminación de las restricciones a las importaciones, dispuesta por el Gobierno nacional a fines de diciembre pasado, deprimió el comercio de la frontera. Los intercambios de mercancías que antes estaban a cargo de los empresarios de la zona quedaron en mano de las principales exportadoras e importadoras de Argentina y Bolivia.
La medida dejó a la Municipalidad de Salvador Mazza sin poder cobrar la tasa de actividades varias y el impuesto a las actividades económicas que imponía a los camioneros en el puesto de control fiscal ubicado en el río Caraparí.
Los bagayeros, en tanto, ahora ven pasar los camiones con las cargas que antes tenían que trasladar con sus carros de un país a otro.
"La drástica merma de nuestros ingresos es vilmente aprovechada por las bandas de narcos, que sacan réditos con sus negocios de muerte", señaló un referente de la Asociación de Bagayeros del Gran Chaco.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 2 meses

OOOHHHHH, que descubrimiento, esto viene sucediendo de hace muchisimos años y mientras no exista un gobno que realmente quiera terminar con la droga, seguira todo igual

jorge echeverria
jorge echeverria · Hace 2 meses

Como siempre el hilo se cortò por lo mas delgado. Al abrir las exportaciones directamente el boliviano compraba en los molinos harineros plata en mano y en cantidad, Al gobierno le beneficia la exportación porque entran divisas al país, pero no midió el impacto económico social en la frontera. Solo quedan los comerciantes con gran poder económico, el resto que eran comerciantes chicos que se iniciaban y recibían cupos, y de alguna manera salían adelante con sus negocios. La gran mayoría están despidiendo empleados y cerrando sus puertas. Es cierto que el trafico hormiga se presta para actividades de contrabando pero al gobierno no le interesa o no sabe como crear fuentes de trabajo para contener a ese grupo de personas que lo único que tienen es esa forma de trabajar.

Benito Camelo
Benito Camelo · Hace 2 meses

OK, TE LO TOMO, PERO PORQUE NO CIERRAN LA SALADA, O LAS 50,000 SALADITAS DEL PAIS......O PIENSAN QUE ESA MERCADERIA, PAGA IMPUESTO? SE LAS AGARRAN CON LOS PASEROS DE SALVADOR MAZZA, QUE SON LA PARTE MAS DELGADA DEL HILO.....EN FIN, NO LA ENTIENDEN......

ALBERT LUIS
ALBERT LUIS · Hace 2 meses

mi estimado Benito Camelo.....el tema de la Salada (BsAs)....es un NEGOCIO MILLONARIO ....involucrado sector del Gob Bs As...AFIP....RENTAS..Policia......es una BANDA CON UNA COMPLICIDAD QUE NO TIENE LIMITES......a igual de lo que se veia en el Norte de nuestra Salta...Salvador Mazza.....aca el unico socio es el Poder Politico Salteño .....que Nunca va tomar Desiciones...este negocio de BAGAYEROS.....mueve MILLONES EN CONTRABANDO EN ESPECIAL .... TRAFICO HORMIGA-.COCAINA ....incontrolables.- iMi estimado el tema de ADUANAS ...RENTAS ...AFIP.....nunca fue CONTROLADO ES OBSOLETO.....por las grandes sumas de dinero que pagan ...COIMAS....si no de una NO TENDRIAN QUE PASAR NI UN BULTO ....DEL VECINO PAIS...sin embargo lo que es el trayecto Salvador Mazza....a Oran ....pone al descubiero lo que es el TRAFICO....CONTRABANDO......es un TEMA CALIENTE....BRAZA , FUEGOS EN LAS MANOS DEL GOBIERNO PROVINCIAL Y POR SUPUESTO EL ESTADO COMPLICE.....en una palabra todo permitido en nuestro PAIS.....

Se está leyendo ahora