Finalmente la ciencia asegura que abrazar árboles es bueno para la salud humana. En el libro "Cegados por la ciencia", publicado por Matthew Silverstone, se demuestra que los árboles en realidad pueden impartir impactos positivos para la salud como en la depresión, los niveles de concentración, el estrés y algunas formas de enfermedad mental. También encontró que pasar tiempo cerca de los árboles y abrazarlos "quita ciertos dolores de cabeza".
Estudios en niños han mostrado una mejora psicológica y fisiológica significativa en su salud cuando están involucrados con plantas y árboles. Algunas investigaciones mostraron que los niños funcionan mejor en entornos verdes y son más creativos. El investigador Marc Berman asegura que la naturaleza es realmente eficaz para aliviar los síntomas de la depresión, e incluso promover la atención y la memoria en el trabajo. Silverstone demuestra cómo las propiedades vibracionales de los árboles y plantas son en realidad lo que nos da los impactos netos positivos para la salud.
Por todo esto, los árboles, aparte de sanear nuestra atmósfera, también pueden producir efectos benéficos hacia nuestro interior con solo relacionarnos con ellos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora