En Rosario de Lerma abrió la primera sala de estimulación temprana de la ciudad, destinada para niños con problemas de aprendizaje. El enorme beneficio para los vecinos es que la atención es totalmente gratuita
El centro funciona en el hospital Joaquín Corbalán y cuenta con 35 niños de hasta cuatro años con problemas de bajo peso e inconvenientes en el habla y que necesitan estimulación para el aprendizaje.
Antes de la apertura de este centro, muchos padres debían llevar a sus chicos a la ciudad de Salta, con todo el perjuicio que esta situación supone.
La sala de estimulación temprana está equipada con materiales que favorecen el desarrollo integral del niño en todas sus áreas, tanto en lenguaje, motricidad, intelecto como en desarrollo emocional.
Allí trabajan fonoaudiólogos, fisioterapeutas, psicólogos y asistentes sociales, quienes atienden martes y jueves por la mañana y lunes, miércoles y viernes por la tarde.
La idea surgió del proyecto de la profesional Viviana Godoy, docente de Educación Especial de la escuela Jean Mermoz, y del médico Carlos Castillo, del nosocomio local.
El objetivo es atender a niños sin obra social y en situación de vulnerabilidad. "Incluso hay chicos de más edad que también podemos recibir. Los padres deben saber que ahora tienen un espacio cercano a sus hogares", contó a El Tribuno

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia