Después de la tragedia aérea en la que perdiera la vida el excelente piloto salteño de automovilismo nacional Nicolás Vuyovich, donde también murieron otras cinco personas, se llevó a cabo una causa judicial en la que tres personas fueron imputadas.
El Tribunal Federal Oral 2 de Córdoba decidió absolver a los acusados por la caída de la aeronave Piper Navajo, el 8 de mayo de 2005. Los imputados eran Adolfo Apesseche, administrador en ese momento de la firma Aeropuertos Argentina 2000; Hugo Eduardo Argañaraz, comodoro retirado y jefe de base por entonces, y Edgardo Mazzieri, observador de superficie de la estación meteorológica.
La querella pidió la pena de entre dos y tres años de prisión, en tanto el fiscal Maximiliano Hairabedián había solicitado un año de prisión en suspenso para Argañaraz y Apesseche y la exculpación de Mazzieri. El Tribunal decidió absolverlos a todos.
Enrique Senestrari, fiscal Federal 1, se hizo cargo de la investigación, el letrado concluyó que la aeronave se estrelló luego de chocar con el alambre de una antena de la Fuerza Aérea.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora