Organismos de derechos humanos y partidos de izquierda realizarán mañana una marcha a Plaza de Mayo, en Buenos Aires, donde leerán un documento por el aniversario número 40 del último golpe cívico-militar.
La principal convocatoria es realizada por Abuelas de Plaza de Mayo, Madres Línea Fundadora, H.I.J.O.S. y Familiares de Detenidos Desaparecidos. Estas agrupaciones se concentrarán, desde las 14, en las avenidas de Mayo y 9 de Julio.
Según la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, junto a otros representantes de los organismos de derechos humanos, se comenzará a leer el documento, a las 17, en Plaza de Mayo
El Partido Obrero junto a las entidades políticas que componen el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia marcharán, a las 15.30, desde el Congreso hasta Plaza de Mayo.
La movilización llevará la consigna "A 40 años del golpe genocida, seguimos luchando contra la impunidad de ayer y de hoy. 30.000 compañeros detenidos - desaparecidos, presentes".
Este sector aprovechará para repudiar la visita del presidente de Estados Unidos Barack Obama a la Argentina y cuestionará "el ajuste, el saqueo y la represión de (Mauricio) Macri y los gobiernos provinciales".
De hecho, mañana a las 17 realizarán una marcha en esa misma sintonía desde la avenida Santa Fe y avenida Scalabrini Ortiz hasta la Rural para repudiar la llegada del presidente de norteamericano a la Argentina.
"Despidos, paritarias sin tope, aparición con vida de Julio López, rechazo al protocolo represivo y al pago de la deuda externa" serán algunos de los temas que se plantearán en las consignas de los partidos de izquierda para la marcha de mañana.
En tanto, la Asociación de Madres de Plaza de Mayo, encabezada por Hebe de Bonafini, marchará a las 15 desde la puerta de la entidad, ubicada en Hipólito Yrigoyen 1584 de Buenos Aires.
Según señalaron voceros de la Asociación, las Madres no emitirán ningún documento este año y solo marcharán hasta las inmediaciones de la Casa Rosada para recordar el golpe de Estado de 1976.
En las habituales rondas de los jueves alrededor de la Plaza de Mayo, Bonafini ya expresó su repudio a la visita Obama al país y realizó duras acusaciones en contra del presidente Mauricio Macri.

Honoris causa póstumo para el exgobernador Ragone

La Universidad de Buenos Aires (UBA) otorgará mañana el título de doctor honoris causa post mortem al exgobernador constitucional de Salta, Miguel Ragone, desaparecido el 11 de marzo de 1976.
Fernando Pequeño Ragone, nieto del exmandatario, viajará a Buenos Aires para recibir el reconocimiento.
Del acto participará el gobernador Juan Manuel Urtubey. Se realizará en el Aula Magna de la Facultad de Medicina de la casa de altos estudios de Buenos Aires.
A partir de una resolución del Consejo Superior de la Universidad de Buenos Aires se propuso otorgar al médico Miguel Ragone el título de Doctor Honoris Causa.
El documento explica que "el exgobernador fue un destacado estudiante de la Facultad de Medicina de la UBA, y ejerció su profesión en beneficio de la población más desposeída del Noroeste de nuestro país".
"Su acción comunitaria y política lo hacen merecedor del reconocimiento de esta Universidad, como ejercicio de la exigencia permanente de memoria, verdad y justicia", cita en unos de sus párrafos la mencionada resolución.

El secuestro

Ragone fue gobernador de la provincia de Salta entre 1973 y 1974, cuando su gobierno fue intervenido.
El 11 de marzo de 1976, a primera hora de la mañana, fue secuestrado en la calle cuando salía de su casa y se dirigía a trabajar en su consultorio.
El exmandatario, apodado como "el médico del pueblo", aún permanece desaparecido. El pasado 11 de marzo se cumplieron los 40 años de su secuestro.
Por el caso fueron condenados a prisión perpetua el exjefe de la Guarnición Salta del Ejército, Carlos Mulhall; el exjefe de la Policía, Miguel Gentil, y el exdirector de Seguridad de la fuerza, Joaquín Guil, en 2011.
El año pasado se realizó un juicio en el que se evaluó el grado de responsabilidad que tuvieron los comisarios retirados Antonio Saravia, Abel Guaymás y Néstor Liendro.
Los tres estaban acusados de haber colaborado para que los secuestradores se movieran sin inconvenientes, además de haber entorpecido después la investigación del crimen.
Saravia recibió una condena de tres años de prisión. Guaymás y Liendro, en tanto, fueron penados con dos años de cárcel.
Estas condenas resultaron insuficientes para los familiares del exgobernador, entre otros sectores que consideraron que había pruebas suficientes de que los tres policías retirados fueron cómplices y partícipes necesarios del crimen.

Las demandas y la fecha

Los pedidos de las organizaciones sociales y de derechos humanos se refuerzan cada año y volverán a plantearse con fuerza al cumplirse cuatro décadas del golpe de Estado.
Entre las principales deudas se encuentra la necesidad de saber qué pasó con cada uno de los desaparecidos.
Además, se reclama la restitución de la identidad de más de 400 jóvenes nacidos en cautiverio y apropiados durante la dictadura cívico-militar.
Juicio y reclusión en cárceles comunes, tanto para los militares responsables de delitos de lesa humanidad como para quienes actuaron como cómplices, es otro de los reclamos.
El 24 de marzo fue establecido como el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia por una ley del Congreso de la Nación que se aprobó en agosto de 2002.
Tres años después se impulsó que la fecha fuera un día no laborable para conmemorar el golpe de Estado y recordar a las víctimas del terrorismo que se instauró durante la última dictadura.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Jacinto Martinez
Jacinto Martinez · Hace 8 meses

Urtubey será gobernador de la provincia, pero no tiene nada que ver con Ragone

Eduardo Arias
Eduardo Arias · Hace 8 meses

Si, sin duda es un día nefasto y har que recordarlo para que nunca más pase algo igual, pero mucha gente se olvida que el terrorismo de estado comenzó mucho antes, con la triple A, durante un gobierno democrático y peronista. Ragone fue víctima de Isabel perón y López Rega, los verdaderos responsables de la debacle del país y las consecuencias posteriores. Los peronistas miran para otro lado, pero la culpa es de ellos.