El Gobierno mendocino decidió que se deberá pagar por la búsqueda y rescate y no por las evacuaciones médicas en helicóptero. La sutil diferencia para las autoridades es que las evacuaciones las decide un médico para una persona que hace la ruta que declaró que haría y que por cualquier eventualidad no puede seguir con sus planes. En cambio, si un andinista sube por su cuenta, sin las previsiones del caso, se pierde o daña en el camino, y una patrulla debe salir a buscarlo y bajarlo porque no es posible que lo haga por sus propios medios, entonces el costo de todo el movimiento, que incluye tanto las horas de helicóptero como el de
los equipos de rescatistas, irá por su cuenta. De esta forma, desde Ambiente dieron marcha atrás a una medida que ya había sido anunciada durante la defensa que hizo el secretario del área, Humberto Mingorance y que luego ratificó públicamente en varios medios, publica hoy el Diario UNO en su página web. Sin embargo, este martes el funcionario atribuyó a una mala interpretación periodística la información sobre el uso de las horas del helicóptero en caso de emergencias.

Polémica de décadas

En más de 30 años de existencia del parque Aconcagua, la polémica siempre estuvo centrada en si esta montaña debe ser explotada sólo como un desafío deportivo o más bien como una opción del turismo de aventura. Por supuesto, esto implica la discusión sobre el ingreso al parque sin los guías, o las ofertas de rutas menos conocidas que son más rentables para los guías de otra provincia o del extranjero, el costo de los tickets según la altura que tiene este pico respecto a otras cumbres, ya que muchos consideran que es caro, y la responsabilidad de las empresas al subir a personas no siempre bien entrenadas. Además, el costo del helicóptero siempre fue cuestionado porque el Gobierno debe contratar una cantidad de horas determinadas, para que al empresario dueño del servicio le convenga estar toda la temporada al servicio del parque provincial (una hora cuesta
40.000 dólares). Tampoco pudo cerrarse del todo la discusión sobre si los excrementos del parque deben ser bajados con el helicóptero o directamente hacer una planta de tratamiento. Todo el combo de problemas a resolver vuelve a repetirse ante el inicio de una nueva temporada. De hecho, el proceso licitatorio del servicio fracasó y tendrá una segunda ronda el 1 de diciembre. En tanto, también será llamada una vez más la licitación para
cubrir los servicios médicos, que por ahora están siendo atendidos por personal de la patrulla de rescate de la policía, junto con el helicóptero del Ejército, hasta tanto todo sea resuelto. No es ajena a la polémica con la que empieza la temporada de ascensos la reiterada queja de los guardaparques por no contar con todos los elementos necesarios para trabajar, como así también las condiciones de contratación en la que están haciendo su labor. Por ello, este jueves habrá un nuevo encuentro con estos trabajadores para acercar posiciones, del mismo modo que se hizo con los servicios de vuelo y asistencia médica. La temporada inició oficialmente ayer y se extenderá hasta el 15 de marzo del 2017, siendo estas fechas las que serán implementadas de ahora en adelante. Una buena noticia para los andinistas es que los precios del ingreso al parque seguirán igual a la temporada anterior.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Álvaro Figueroa
Álvaro Figueroa · Hace 21 días

Buenísima, la nota. Por un lado, vemos cómo el Gobierno mendocino trata de poner en pie de igualdad a los que no comen, con los que le hacen gastar fortunas en búsqueda y rescate. Por otro, nos asomamos a lo que cuesta el uso de un helicóptero, como los que vemos sobrevolar nuestras cabezas.


Se está leyendo ahora