Un operativo de tránsito contra motociclistas en infracción derivó en un escandaloso caso policial, ya que dos motocilcistas infractores evadieron un control a contramano, amenazando al director de Tránsito que allí se encontraba, para posteriormente tomar venganza en contra de uno de los empleados presentes en el control, a quien hirieron con un arma blanca.
El director de Tránsito de la Municipalidad, Germán Maurell, quien fue amenazado de muerte por un motociclista que se dio a la fuga de un control, quedó indignado por los hechos derivados del mismo y dijo que va a tener que solicitar la colaboración de la Policía para realizar su trabajo.
El operativo en conjunto con personal de la Policía Vial se realizó el domingo por la tarde en la avenida Mitre, frente a la plaza San Martín de la ciudad de Metán, Maurell relató cómo se sucedieron los hechos.
"Varios jóvenes en dos motos pasaron por el lugar en el que estaba el retén, pero dieron la vuelta en contramano porque no llevaban casco. Lo interceptamos y allí uno de ellos se bajó del rodado, subió el asiento extrajo un cuchillo y me dijo que me iba a matar. Inmediatamente se dieron a la fuga", dijo Maurell sobre lo ocurrido.
Luego relató: "Pero ese suceso tuvo una derivación insospechada. Los infractores conocían a uno de los inspectores de Tránsito que había participado en el control y por la noche lo interceptaron en la calle Buenos Aires, detrás de la Ciudad Judicial, cuando se dirigía a su casa. Los jóvenes lo obligaron a detenerse para preguntarle si los habían identificado por la fuga del control. Creemos que el mismo que me amenazó de muerte es el que atacó con un cuchillo al inspector y le provocó tres cortes en el brazo derecho", dijo el nuevo director de Tránsito de Metán, quien asumió en sus funciones en diciembre pasado.
El empleado municipal fue asistido y le tuvieron que realizar cuatro puntos de sutura en uno de los cortes más profundos. Herido, hizo la pertinente denuncia y dejó en claro que tiene temor a ser atacado nuevamente.
Sin detenidos
El Tribuno intentó hacerle una nota al inspector, pero el mismo se encuentra atemorizado. No quiso hacer declaraciones y pidió la reserva de su nombre. A pesar de la denuncia correspondiente el agresor aún no había sido detenido por efectivos policiales.
"Esto es algo inadmisible. No vamos a permitir estos ataques contra el personal ni contra nadie. A esto hay que cortarlo de raíz. Si es necesario voy a pedir el apoyo de efectivos de la Brigada de Investigaciones o de Gendarmería Nacional, pero los controles rigurosos van a continuar", destacó Maurell.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...