Un adolescente de 17 años se encuentra en estado delicado, en terapia intensiva del hospital San Bernardo, tras ser apuñalado en el pecho por un joven, el viernes por la noche, en el barrio San Benito, en la zona sudeste de la capital salteña.
Alrededor de las 22.30, Marcos Palacios salió de su casa en la manzana 305B, en dirección a la parada del corredor 2, sobre la avenida principal de la barriada, para esperar a su novia que iba a bajar de un colectivo.
"A dos cuadras de la parada, un sujeto lo insultó y lo golpeó. Mi hijo trató de defenderse pero este individuo, Facundo Maidana, que vive en la manzana 306A sacó un cuchillo y lo apuñaló en el pecho", relató Aníbal Palacios, padre de la víctima. La puñalada le provocó una grave herida bajo la tetilla derecha, por lo que Marcos cayó en el suelo, en el sector de una cancha. Sangraba profusamente.
La novia de la víctima aguardó por su pareja en la parada, y al ver que no acudía comenzó a caminar lentamente hasta que lo encontró desplomado.
Ella junto con un amigo de Marcos, quien casualmente pasaba por el lugar, le practicaron primeros auxilios taponándole la herida.
Un vecino llamó al 911 para pedir una ambulancia. "Pero nunca llegó, así que la novia y el amigo de mi hijo lo llevaron en el auto de otro vecino al hospital San Bernardo, donde ingresó a las 23", dijo Palacios.
Apenas arribó a la guardia el adolescente fue sometido a una intervención quirúrgica de urgencia. Los médicos le colocaron un drenaje para extraerle la sangre coagulada.
"Por suerte el cuchillo no le atravesó el pulmón. Tiene una herida de 10 centímetros. Mi hijo se salvó de milagro. Pude ver a mi hijo recién a las 3 de la madrugada. Estaba consciente. Le queremos transmitir tranquilidad", expresó Palacios, quien radicó la denuncia en la comisaría 10.
Actualmente el menor está internado en el sector de la guardia de emergencias. Deberá permanecer hospitalizado al menos quince días.
Según relató el padre, Maidana tiene antecedentes de agresiones. "Intenté dialogar dos veces con sus familiares. La madre me dijo que se le escapa de las manos. Que no tiene solución", aseveró.
Vecinos del barrio San Benito indicaron que el joven agresor pertenece a un grupo sospechado de delitos relacionados con estupefacientes. "No les hacen nada porque no le dan importancia a esos delitos y la mayoría son menores. Entran a la Alcaidía y salen", dijeron.
Hermetismo

El Tribuno intentó comunicarse con la titular de la comisaría 10 y el oficial de servicio, pero dijeron que toda la información del caso se canaliza por el área de Prensa de la Policía. Desde ese sector, un efectivo informó que el supuesto agresor no había sido detenido.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Alicia  Yañez
Alicia Yañez · Hace 13 meses

La gente decente tiene que encerrarse y,los delincuentes, libres.Hasta cuándo justicia inútil (y los sueldos que cobran).Lo peor,que estos delincuentes no pagan impuestos ni generan ganancias,solo generan pérdidas de vidas y de recursos.Hay que buscar la forma de "eliminarlos".

juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 13 meses

La comibacha decima esta o estaba manejada por una comisario que siemore defendio a los delincuentes, no se sabe si por complicidad o que, por lo consiguiente las subcomibachas y destacamentos que dependen de esta comisaria esta llena de denuncias que nunca tienen eco por parte de la justicia y los chorros roban a la hora que quieren y nunca son detenidos por mas que se de el nombre , la direccion y todos los datos que sean nescesarios, todo siempre queda en la nada, cosa bastante rara.


Se está leyendo ahora