Recientemente, la intendente de General Güemes, Alejandra Fernández, firmó junto a los diputados Germán Rallé, Emilio Fernández Molina y el senador Rubén Lávaque un acta acuerdo provisoria en la que quedó asentado el destino que tendrán los $21 millones que recibirá el municipio por parte de la Provincia.
Ese dinero, cabe señalar, es la parte que le corresponde a esta Municipalidad del empréstito tomado por la Provincia.
Luego de varias horas de reunión, la mandataria y los legisladores se pusieron de acuerdo en las obras que deben tener prioridad y en las necesidades en las cuales se va a invertir.
La visión de Fernández
"Mi preferencia es la compra de maquinarias; eso nos permitirá continuar trabajando y brindando un buen servicio a la comunidad", expresó la intendenta Fernández. Una motoniveladora, una retroexcavadora, un camión recolector, una batea y máquinas para fabricar adoquines fueron incluidas en el convenio.
La opinión de Rallé
"En cuanto a obras, tenemos calles en muy mal estado. Algunas de ellas serán adoquinadas, otras pavimentadas y unas cuantas, asfaltadas, tendremos prioridad en las calles Gorriti y Cabred, para su reparación", dijo a su turno el diputado Germán Rallé.
Y agregó: "Somos conscientes de que no va a alcanzar para cubrir todas las necesidades, pero será un buen comienzo".
Es que en Güemes existen obras que merecen una prioridad en cuanto a inversiones. Sin embargo, ninguna de ellas fue tenida en cuenta en esta distribución.
"Sabemos que un sistema de canalización es urgente para evitar que Güemes siga sufriendo inundaciones, pero su construcción está prevista con la ampliación de la ruta 34 con fondos nacionales", aportó por su parte el diputado Emilio Fernández Molina.
Otros fondos provinciales
Fernández Molina agregó: "Por otro lado, la obra de finalización de la construcción de la terminal de colectivos contará con financiamiento provincial y la red de cloacas para el barrio Cooperativa también fue presupuestada de la misma manera. Por esa razón, ninguna de esas obras fue tenida en cuenta".
Este acuerdo es provisorio porque aún no cuenta con el detalle de los montos a invertir en cada obra, pero sí quedó plasmado el compromiso de que la mano de obra que se requiera será obtenida de la masa de trabajadores desocupados que hay en el Valle de Siancas.
El problema es que el número de desempleados sigue en aumento luego del cambio de gobierno, debido al cierre de numerosas empresas registrado en el sur del país, lugar donde muchos estaban trabajando, razón por la cual decidieron volverse al norte.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia