Después de tres meses de conflicto entre los taxistas de Orán y de Pichanal, se comenzará a aplicar una solución provisoria. La modalidad será plotear los capós de los taxis de Pichanal para que los usuarios puedan identificarlos y, además, se eliminarán las paradas.
El acuerdo que lograron los representantes de ambas ciudades contó con el apoyo de las intendencias respectivas y firmaron un acta que dispone que se pondrá en práctica el plan piloto por 30 días para evaluar resultados.
El acuerdo
En la Casa de la Cultura de Pichanal se realizaron las reuniones entre las partes para destrabar el conflicto. El secretario de Gobierno de esa ciudad, Waldo Mendivil, consideró: "Afortunadamente logramos un acuerdo en beneficio de esa fuente de trabajo y de los usuarios del servicio". Y entre los detalles hizo saber que "se liberan las paradas en ambas ciudades y se permitirá el ascenso en todas las calles".
Este acuerdo comenzará a regir desde mañana y para identificar los taxis de Pichanal, el municipio dispuso que se pinte de verde el capó de las unidades, mientras que los de Orán continuarán con los techos amarillos.
"Creemos que este plan piloto traerá una solución definitiva al conflicto que perjudicó tanto a los pasajeros como a los choferes", remarcó el gerente de Tránsito de Orán, Jorge Olmo.
Desde mayo pasado, los taxistas de techo amarillo aumentaron las tarifas de $25 a $30, no así los taxistas de Pichanal. Esa diferencia desembocó en que los choferes oranenses no podían subir pasajeros en las paradas de Pichanal, y los taxistas de ésta última ciudad tampoco lo hacían en las paradas oranenses.
Jorge Olmo GTE. TRÁNSITO ORÁN "En la definición de los precios de los viajes, Tránsito no interviene. Eso lo arreglan taxistas y concejales".
En la última reunión para destrabar el conflicto, los trabajadores del volante acordaron equiparar el precio del pasaje en $30 entre ambas localidades.
Olmo remarcó que el área de Tránsito municipal no puede intervenir y que "el cobro queda a criterio y conveniencia de las dos partes".

En Aguas Blancas
En Aguas Blancas está restringido que los taxis oranenses regresen a su ciudad con pasajeros de la localidad fronteriza.
En la semana, los pasajeros hicieron oír sus reclamos por el perjuicio que les significa regresar usando el servicio. Por eso, el intendente Sergio Oliva ratificó que "se tomó la decisión de restringir el ascenso de pasajeros en Aguas Blancas a los taxis de Orán. Ellos pueden llegar, descargar y volverse vacíos, así como ocurre con los taxis de Aguas Blancas a la hora de venir desde Orán".
Oliva dijo que hace dos meses que pidió reunirse con las autoridades oranenses. "Pero como no lo recibieron a nuestro secretario de Gobierno en dos oportunidades, tuvimos que tomar la decisión de no dejar salir a los taxistas oranenses con pasajeros", señaló.
La comuna de Aguas Blancas ya está entregando licencias y sostiene que no absorberán a los taxistas que poseen una licencia tramitada en Orán. También aclaró que las empresas de colectivos deberán tributar en el municipio o, en caso contrario, tendrán que dejar a los pasajeros y continuar viaje sin levantar otros en la localidad.
De todas formas, el jefe comunal del nuevo municipio confía en que a futuro logren firmar convenios de conveniencia mutua entre las ciudades del departamento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora