El exoficial de Policía Sergio Daniel Morales que iba a ser juzgado desde ayer, acusado de mutilar de un itacazo a un joven, está prófugo de la Justicia por lo que la audiencia prevista quedó trunca. Morales fue imputado de lesiones gravísimas contra Claudio Rodríguez, a quien le destrozó el pie derecho de un disparo con una itaca el 22 de abril de 2001.
Luego de 15 años, el Tribunal de Juicio Sala IV fijó cinco audiencias para juzgar este caso de "gatillo fácil", pero ese cronograma no se cumplió.
Morales, según una versión, no se habría presentado ante los jueces porque, presumiblemente, se fugó (estaba en libertad provisoria) a la ciudad de Comodoro Rivadavia.
Tras recibir la noticia, los jueces dictaron una orden de captura ayer. Cuando sea hallado se determinarán nuevas fechas del juicio.
Rodríguez fue herido por Morales cuando lo confundió como miembro de una patota que los policías perseguían en barrio Alta Tensión. "Por ello además de la condena al autor del delito, reclamo un justo resarcimiento económico por daño físico y moral", dijo su abogado, Roberto Elio Gareca.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora