En la zona sur de la ciudad, una persona que alquiló una pieza se habría llevado varios elementos del dueño de la casa. El hecho ocurrió en el barrio El Periodista, donde un locador denunció la maniobra de un joven que alquilaba una habitación en su casa.
"A principios de noviembre publiqué un aviso de alquiler de una amplia habitación a estrenar con baño privado, que incluía TV por cable y Wifi, con espacios a compartir, como la cocina, el patio y lavadero, porque yo resido en la casa", manifestó el damnificado.
"Una mujer de 44 años me contactó por el aviso el 19 de noviembre. Fue muy gentil y amorosa. Nunca imaginé que era una artimaña para conseguir el alquiler y luego efectuar los robos. Me dejó una seña de 500 pesos, rogándome que le guardara la habitación para su pareja, F. A. Q. M., de 23 años. Ella se largó a llorar. Me dijo que su novio estaba enfermo" , expresó.
Luego de una semana normal, el propietario comenzó a observar comportamientos extraños. "El joven empezó a ausentarse, llegaba borracho y metía a gente desconocida a la habitación, infringiendo lo acordado", apuntó. Al cabo de un tiempo, gracias a unos allegados, supo que el inquilino era adicto a las drogas y el alcohol.
Una noche el joven inquilino miraba televisión cuando de golpe "comenzó a gritar: ''Me voy'' dijo y salió junto a otro sujeto con una mochila. Ahí sospeche que me estaba robando. Mientras guardaba sus pertenencias me di cuenta que me faltaba la licuadora nueva, en mi habitación no estaba mi reloj, valuado en 150 dólares y me faltaban 2.000 pesos en efectivo, además de ropa mía".
Denuncias cruzadas entre ambos hizo que el dueño de la casa dejara afuera al ex-inquilino.
"La ropa de él quedó en la habitación, no será devuelta hasta que me restituya mis pertenencias", sostuvo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora