Desde mediados de marzo, cuando se anticipó la llegada de las enfermedades tipo influenza (ETI), como la bronquiolitis y la gripe, la cantidad de casos supera lo esperado con respecto al año pasado. Pero recién está comenzando la temporada de esas afecciones. En el caso de la gripe, una proyección con los datos del año pasado indica que el pico máximo llegaría entre la última semana del mes que viene y la primera de julio.
Aun así, desde el Ministerio de Salud de la Nación aclaran que "no hay que entrar en pánico" porque se trata de una "evolución esperable" de este conjunto de enfermedades.
De acuerdo con la última actualización del Boletín de Vigilancia Epidemiológica, en lo que va del año se confirmaron 1974 de los 9057 casos estudiados hasta ahora en el país. Eso incluye los tres virus de la gripe que están circulando (A H1N1, AH3N2 y B) y el virus sincicial respiratorio (VSR), responsable de la bronquiolitis en los más chicos.
En la mitad de esas 1974 muestras positivas se detectó la presencia del VSR, seguido de cerca por la influenza en el 30% de los casos. El virus de la gripe A H1N1 es el más prevalente en esta temporada. En un 12% de los casos, se detectó el de la parainfluenza en este menú de gérmenes causantes de las ETI. En la mitad de esas 1974 muestras positivas se detectó la presencia del VSR, seguido de cerca por la influenza en el 30% de los casos. El virus de la gripe A H1N1 es el más prevalente en esta temporada. En un 12% de los casos, se detectó el de la parainfluenza en este menú de gérmenes causantes de las ETI.
El año pasado, el 72% de las muestras de las 60.292 pacientes internados que se analizaron dieron positivo para VSR y el resto, para influenza. En cambio, el 46% de las 4517 muestras de los pacientes atendidos de manera ambulatoria correspondió al VSR; el 39,5% eran casos de influenza, según informaron entonces las provincias.
En cuanto a la neumonía, el panorama parece mejorar este año. El número de infecciones se mantiene dentro del notificado en los últimos cinco años. Es más: por ahora, es un 10% menor que el año pasado.
Señales de alerta
Desde el Ministerio de Salud de la Nación piden que la población consulte inmediatamente ante síntomas como fiebre alta (38º C o más que no cede con un antifebril), malestar corporal intenso, dolor de cabeza y garganta, tos y congestión nasal. A la vez, insisten en que los adultos o chicos con gripe se queden en casa para evitar contagiar a otras personas.
No está de más recuperar el hábito de lavarse las manos y cubrirse con la parte interna del codo al estornudar o toser.
Las autoridades sanitarias coinciden en insistir en que las embarazadas, las puérperas, los bebes de entre seis y 24 meses, la población de entre dos y 64 años con enfermedades crónicas y los mayores de 65 concurran a un hospital o centro de salud para recibir la vacuna antigripal. En estos casos, la vacuna es gratuita. Las autoridades sanitarias coinciden en insistir en que las embarazadas, las puérperas, los bebes de entre seis y 24 meses, la población de entre dos y 64 años con enfermedades crónicas y los mayores de 65 concurran a un hospital o centro de salud para recibir la vacuna antigripal. En estos casos, la vacuna es gratuita.
Fuentes del Ministerio de Salud piden que las embarazadas no tengan temor de vacunarse por posibles efectos adversos. "Necesitamos que lo hagan porque es uno de los grupos más vulnerables. En general es buena el alcance de la vacunación, excepto por las embarazadas", indicaron.
El director nacional de Prevención de Enfermedades y Riesgos, Jorge San Juan, señaló: "Contamos con la vacuna, el tratamiento y el conocimiento del virus. La población de riesgo tiene que vacunarse y, en general, hay que adoptar las medidas de prevención". Y agregó: "Quien esté enfermo no tiene que ir a trabajar, y aunque sabemos que a veces es difícil para los padres que trabajan los chicos enfermos no tienen que ir a la escuela para guardar reposo".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora