Dos familias, una de Francia y otra de Salto (provincia de Buenos Aires), fueron las primeras visitantes de la temporada que llegaron a la Ciudad Termal el domingo pasado y, entre gauchos y regalos típicos, la jornada fue muy especial. Los recibieron el secretario de Gobierno, Javier Mónico, el director de Turismo, Facundo Toraño, y la reina provincial de los estudiantes, Aylén Luján Arroyo.
El matrimonio francés, conformado por Cristofer y Juliet y su dos hijos, Martin y Elsa Cavagnis, y la joven pareja bonaerense compuesta por Alejandro Correqui y Raquel Alegri no salían de su asombro cuando se vieron rodeados de unos 30 gauchos que los guiaron hasta la plaza central y allí los esperaban dirigentes de las cámaras de Turismo, de Comercio, hoteleros, empresarios gastronómicos, instituciones, el párroco Víctor Yurquina y medios de comunicación.
Entre empanadas y vinos salteños, disfrutaron del ballet folclórico Cuenca y del taller cultural que dirige la profesora Rosario Caro. Luego los trasladaron a la Biblioteca Popular Domingo Faustino Sarmiento, donde conocieron el bagaje cultural de la institución. Al festejo se sumó un personaje conocido en el pueblo, Pocho Romano, quien con su colorido carro de helados artesanales invitó a probar su exquisito producto a los turistas.
Emocionados
Los turistas agasajados por la comuna rosarina se mostraron muy emocionados a medida que iban recibiendo sorpresas. En diálogo con El Tribuno, el matrimonio Cavagnis expresó: "Realmente no esperábamos un recibimiento así en Rosario de la Frontera. Hace una semana que estamos instalados en el camping municipal con nuestra casa rodante, pero nunca pensamos que la comunidad nos iba a agasajar de esta forma. Hace cuatro años salimos de Francia y nos dedicamos a recorrer toda América. Hoy, en la Argentina, queremos seguir la carrera del rally Dakar por estas tierras".
Por su parte, Alejandro Correqui, oriundo de Salto, también habló con El Tribuno. "A Rosario de la Frontera lo conozco desde pequeño, ya que mi padre era camionero y cuando viajábamos al norte siempre parábamos uno o dos días en este hermosa ciudad. Hoy quise que Raquel también conociera este pueblo que es muy lindo y acogedor", dijo feliz por el recibimiento.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora