La empresa Tabacal Agroindustria emitió en estos un días un nuevo comunicado de prensa en el que hace referencia a la disputa que mantiene con el señor Oscar Fernández, por algunas hectáreas de tierras ubicadas entre los barrios Caballito y Libertad de esta ciudad, que el segundo reclama como propias y el ingenio afirma que le pertenecen desde siempre.
La empresa azucarera salió de esta forma a desmentir los dichos y afirmaciones de Fernández, quien había anticipado hace un tiempo que "si la justicia me da la razón", entregaría las tierras en cuestión para que vivan los vecinos de esos barrios, que manifiestan desde hace tiempo la necesidad imperiosa de contar con nuevos lotes porque viven hacinados.
Esas afirmaciones del particular provocaron un apoyo espontáneo de los vecinos de esos sectores pobres de Orán, que organizaron una marcha por las calles para manifestarse a favor de Fernández.
Ante todo ello, mientras la Justicia determinó que existe algún margen de duda sobre los derechos posesorios, el ingenio afirmó que el litigante "miente en sus dichos, porque no es propietario de todas las tierras que pretende sino solo de una fracción del barrio Caballito".
Otra afirmación del comunicado empresario es que "Fernández falta a la verdad porque recién en 2014 contactó a Tabacal Agroindustria por este tema, momento desde el cual, y de manera denodada, pretende que reconozcamos derechos que no posee, a cambio de no mediatizar el tema".

Dilucidar diferencias

También aclara la empresa que el particular "afirma cosas que no son ciertas, porque el fallo no es a favor suyo, ya que solo se ordenó se realicen todas las tareas necesarias para dar por terminada la situación de incertidumbre planteada".
Más adelante, Tabacal advierte que "Fernández engaña, porque promete dar tierras que no le pertenecen, de las que Tabacal Agroindustria posee toda la documentación necesaria y respaldatoria sobre la titularidad de esos inmuebles y ha ejercido la posesión de las mismas por más de 75 años y que por esto apeló a la Justicia al plantearse incertidumbres que no son tales".
Una parte sustancial del comunicado empresario es el que dice que Fernández afirmó que lo que desea "es regularizar la situación de estas tierras para luego venderlas a sus actuales ocupantes y donar espacios para plazas y deportes, cosa que puede hacer perfectamente con las 10 hectáreas que ya posee en barrio Caballito", pero que nadie sabe por qué no concreta esas buenas intenciones hasta la fecha.

¿Apología del delito?

Y también advierte, casi al final, que el litigante "alienta indirectamente a la gente a tomar tierras que no le pertenecen a él, con la esperanza de que, después, Fernández se las regale".
Para terminar, el comunicado dice que "por otro lado, desde 2010 Tabacal espera la compra por parte de la Municipalidad o la Provincia de 2,9 hectáreas en barrio Libertad que fueron ocupadas de manera ilegal en 2013". Y que "hasta tanto no se concrete la compra no se podrán dividir ni escriturar las matrículas individuales".
Lo cierto es que una vez más la empresa se ve sometida a presiones por el simple hecho de ser poseedora de muchas hectáreas en zonas urbanas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora