El proyecto "Agua Caliente" fue el disparador de un abanico de aprendizaje sobre las aguas termales para decenas de alumnos de varias escuelas rurales de Rosario de la Frontera.
El proyecto de investigación incluyó a las escuelas rurales de La Hoyada, El Naranjo, Ovando y El Porvenir, donde se realizaron disertaciones, exposiciones y un broche de oro soñado: disfrutar de las aguas termales rosarinas, lo que se hizo posible en las instalaciones del hotel Termas.

La curiosidad de los chicos
Todo empezó con la inocente pregunta de un alumno: ¿Por qué salen las aguas calientes? "Por que el cerro de las Termas es un volcán", fue la respuesta de un compañerito.
A partir de allí comenzó el desafío de enseñar a los chicos cuál es el verdadero origen de las aguas termales de la ciudad rosarina y derribar aquel viejo mito de que el cerro Termas es un volcán.
Alumnos y docentes realizaron numerosas actividades, incluidas disertaciones de profesionales, también investigaciones y hasta exposiciones. "Un espectacular recorrido fotográfico nos ilustró los cambios y permanencias en el tiempo hasta la actualidad", dijo Andrea Hormigo, directora de la escuela El Porvenir.
9 de cada 10 rosarinos cree que el cerro Termas es un volcán y, por ende, el origen de las aguas termales en la zona.
Mencionó también la importancia de todo lo acontecido para los chicos. "Llegar a conocer esto fue espectacular. Fue un viaje por el tiempo, ya que los nativos fueron los primeros en descubrir las aguas termales en la zona. Con la conquista, nuevos dueños las poseyeron y fueron arrendadas a Antonio Palau, quien impulsó su explotación", dijo la directora.
Las escuelas recibieron la colaboración de numerosas personas e instituciones. "Fue mucho esfuerzo compartido y tantas las manos solidarias que hicieron posible lograr llevar adelante este proyecto, junto al compromiso de cada uno de los docentes y a personal no docente de las escuelas participantes", dijo la mujer.
Entre las instituciones que colaboraron se destacan el hotel Termas, cuyo gerente, Jorge Méndez, hizo posible la visita y el disfrute de los chicos de las aguas termales.
También participaron la comuna local, el Programa Agrupamiento de Escuelas Rurales y capacitadores del Plan Conectar Igualdad, que facilitaron el uso de herramientas informáticas para registrar en un documental los resultados del proyecto.
También colaboraron el Cuerpo Infantil de Policía, la Biblioteca Popular y los supervisores de zona, entre otros. "Fue un verdadero encuentro interinstitucional. Cada niño que participó del proyecto salió renovado, porque no se defiende lo que no se conoce", remarcó la docente.


Derribando mitos
"El cerro Termas no es un volcán, ya que no hay presencia de roca volcánica". "En cualquier lugar del planeta, el agua se calienta un grado cada 33 metros de profundidad". Ricardo Alonso, geólogo
En el marco del proyecto, se realizó una encuesta concluyente que arrojó como resultado que 9 de cada 10 rosarinos cree que el cerro Termas es un volcán.
Ante ello, se decidió convocar a especialistas en la materia. El doctor en Geología, Ricardo Alonso, y la Lic. Mirta Elsa Santoni, brindaron una charla.
Alonso disperó las dudas y señaló que el cerro Termas no es un volcán por la ausencia de rocas volcánicas en la zona.
También hizo mención sobre el origen de las aguas termales. "En cualquier lugar del planeta, si hiciéramos un pozo, salvo cerca de un volcán, el agua se calienta un grado cada 33 metros de profundidad y en este caso, las aguas por las características del terreno, llegan a penetrar hasta casi 4000 m de profundidad. Se recargan a altas temperatura (por el grado geotérmico) y luego suben por las placas que forma la falla de las sierras de La Candelaria y se vierten algunas a temperaturas próximas a los 99§C", señaló Alonso en su disertación a los alumnos rosarinos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora