Aguaray impulsa un ambicioso plan de telemedicina que pretende llegar con atención sanitaria a los 22 parajes que dependen del municipio. El proyecto, que ya está en la última fase de preparación, se elabora en la Secretaría de la Producción de la comuna norteña. El titular del área, Pablo Arequipa, pone el acento en la amplitud geográfica y distancias entre las comunidades de este municipio del departamento San Martín, que carecen prácticamente de todo.
La falta de médicos hace que la mayoría de los parajes estén a cargo de un enfermero y, en muchas ocasiones, solo de un agente sanitario.
Las distancias y las dificultades para llegar atentan contra la salud de esos pobladores, ya que la ambulancia o un vehículo particular que pueda trasladar un paciente de urgencia hasta el hospital de Aguaray, no les garantiza una óptima cobertura, porque este servicio también tiene demasiadas carencias.
El hospital no cuenta ni con un simple equipo de rayos X, por lo que indefectiblemente deben seguir viaje hasta Tartagal.
El pedido
Frente a esta realidad y a pedido del intendente de la localidad, el médico Alfredo Darouiche, el secretario de la Producción comenzó a trabajar en el proyecto de telemedicina que ya se aplica en Perú y Bolivia, donde la tecnología prácticamente ha resuelto la mayoría de los problemas de salud en parajes alejados de los centros urbanos.
Arequipa remarcó a El Tribuno: "La idea es encarar un proyecto tecnológico que posibilite llegar a las zonas rurales con servicios de salud a partir de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Mi especialidad en el ámbito privado es la innovación en tecnologías médicas, por lo tanto lo que buscamos es conectar los 12 puestos sanitarios de las zonas rurales ubicados en diferentes parajes de este municipio".
Según explicó, el objetivo es que al paciente le practiquen los estudios aún sin un médico especialista en el lugar. "Con la sola presencia del enfermero o agente sanitario se hacen los estudios que se transmiten a través de la red informática para la visualización del especialista que puede estar en Tartagal, en Salta capital, en Buenos Aires o fuera del país. Con una computadora e internet, el médico puede acceder a esa imagen y dar su diagnóstico a distancia", señaló.
No hay en el país líneas de créditos para este tipo de iniciativas, pero Arequipa explicó: "Lo satisfactorio fue que enviamos este proyecto al Ministerio de Modernización de la Nación y lo recibieron muy bien para luego derivarlo a una dirección específica donde también se mostraron muy interesados en desarrollarlo y, a futuro, replicarlo en otros municipios".
Para hacer realidad este proyecto se requiere de una red inalámbrica y wi fi, además de un equipo médico para los diferentes estudios. "Ya hicimos una prueba piloto con equipos prestados y estamos haciendo un enlace entre el municipio con la comunidad de Capiazuty. Me contacté con diferentes empresas que proveen el equipamiento médico compatible con el sistema y se comprometieron a prestarnos los equipos para hacer esa prueba. La idea es traerlos, hacer la conexión para conectar al hospital San Roque de Embarcación que cuenta con equipamiento nuevo y tecnología, pero no tiene especialistas que lo operen".
Para armar el proyecto que Arequipa presentó en la Nación era necesario especificar la complejidad de los hospitales y allí se determinó que ninguno alcanza el nivel 3. "El hospital de Aguaray es casi un centro de salud y es por eso que se incluyó en el proyecto el pedido de un tomógrafo, mamógrafo y equipo de rayos X, tomando en cuenta el área de salud" precisó.

Qué es la telemedicina
La Organización Mundial de la Salud la define como la prestación de servicios de salud utilizando tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para el diagnóstico, tratamiento, prevención de enfermedades, lesiones, investigación y evaluación con el interés de cuidar la salud de las comunidades donde la distancia es un factor crítico. Las herramientas que se utilizan en telemedicina permiten que un médico pueda realizar consultas a distancia con sus colegas para resolver un caso clínico complicado, confirmar una sospecha diagnóstica o preguntar por el tratamiento más adecuado. Estas herramientas facilitan el intercambio de conocimientos entre profesionales de centros médicos especializados a escala regional, nacional e internacional. Para este proyecto se requiere como parte del equipamiento una computadora, cámara web, ecógrafo portátil, electrocardiógrafo y cámaras fotográficas digitales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora