Aguaray se sumará en breve a los pocos municipios que en la provincia tienen su propia carta orgánica, el conglomerado de normas de orden institucional, política y económica.
En el artículo 174 de la Constitución Provincial se establece que es condición de eficacia de las cartas municipales y de sus reformas, su previa aprobación por ley de la Provincia, a los efectos de su compatibilización.
La ley que oficializará el texto que dieron forma los constituyentes de Aguaray será aprobada el próximo martes por la Cámara de Diputados y luego irá al Senado.
De los 60 municipios de la provincia, solo 15 tienen su carta orgánica. La vida institucional, política y económica de las restantes 45 comunas es regida por la ley orgánica 1.349, del año 1933.
Aguaray es uno de los seis municipios en los que se divide el norteño departamento San Martín.
En el Preámbulo de la futura carta orgánica los constituyentes dejarán asentado al municipio como "terruño ancestral, gaucho, gasífero y maderero aguarayense".
También, el compromiso de que el texto institucional que elaboraron contribuirá al bienestar general, satisfaciendo las necesidades de la comunidad.
Asimismo, proclama la voluntad de respaldar la convivencia democrática dentro de la Constitución Nacional, la Constitución Provincial y las leyes que las reglamentan.
A este precepto se sumará la decisión de garantizar la forma de organizar y dar a la comunidad la estructura de gobierno dentro de los principios de autonomía económica, institucional, política, administrativa y financiera municipal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora