A una semana de asumir, el intendente electo del nuevo municipio de Aguas Blancas, Sergio Oliva, aclaró que mantendrá en la planta de personal a los 43 empleados que hasta ahora se vienen desempeñando en la delegación fronteriza. Así respondió a los trabajadores agremiados al SOEM, que habían comenzado un paro para reclamar estabilidad y claridad en la situación laboral de cada uno.
Oliva explicó que se reunió con el ministro de Gobierno, Juan Pablo Rodríguez, oportunidad en la que le confirmaron que puede sostener ese número de empleados entre planta permanente, changarines y planta política, además de que se respetará la antigüedad y tendrá un presupuesto anual de poco más de $8 millones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia