En San José de Metán y en forma permanente colapsan los sistemas de agua y cloacas y se producen derrames en distintos sectores de la ciudad.
Uno de los problemas recurrentes son los caños de agua que se rompen en forma constante debido a la falta de inversiones necesarias. Por esa problemática la empresa se ve obligada a romper el pavimento para hacer las reparaciones correspondientes. Son esos casos donde para arreglar algo es necesario romper otra cosa. El perjudicado es siempre el vecino.
Esto trae numerosos inconvenientes y problemas, según reconoció el secretario de Obras Públicas de la Municipalidad, Luciano Leavy.
En un sector de la calle Juana Azurduy, por ejemplo, el pavimento fue destruido en varias oportunidades para hacer reparaciones de cañerías de agua.
El lunes pasado personal de Aguas del Norte y de la comuna estuvieron trabajando en la avenida 20 de Febrero casi esquina Pueyrredón donde salía gran cantidad de agua del pavimento por un caño roto.
El problema se generó en la vereda donde las raíces de un árbol rompieron el caño. El personal tuvo que hacer una nueva excavación y sacar el árbol para poder solucionar el problema.
Por otra parte, los vecinos metanenses se indignan porque Aguas del Norte multa a los que derrochan el agua, cuando la firma tiene pérdidas permanentes en distintos sectores de la ciudad y el problema es conocido por todos, ante la falta de inversiones.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora