La visita de Obama, además de un espaldarazo de confianza al nuevo Gobierno, también generó expectativas, sobre todo a nivel económico.
En sus declaraciones de ayer, el Presidente se mostró optimista con respecto al efecto que el apoyo de su par norteamericano tendrá en la situación de nuestro país. "La visita superó todas las expectativas" advirtió Macri, quien también pronosticó que "en los próximos dos años" vendrá al país "una enorme corriente de inversiones de los Estados Unidos".
Macri contó que Obama le dijo "vamos a hacer todo lo posible para ayudarlos" y, en ese sentido, aseguró que se iniciaron trabajos para que "rápidamente" se puedan colocar productos argentinos en el mercado estadounidense, como la carne, pera, miel, limones, entre otros.
Además el mandatario local consideró que ahora se abre la posibilidad de que "la Argentina tiene un lugar de liderazgo que ocupar".
"Lo que no imaginé es que (Obama) iba a ser tan elogioso de lo que hemos hecho en estos 100 días, eso superó todas las expectativas, realmente en privado y público fue muy halagador", enfatizó Macri
"Estamos trabajando por ejemplo en productos agroindustriales... Creemos que en estos pocos meses que quedan de gestión (de Obama) y que se va a continuar del lado nuestro y de ellos, espero en estos meses poder tener resultados con la pera, la miel, la carne, los biocombustibles, limones, el té. Hay muchos productos que rápidamente pueden reaccionar", comentó. Sobre estas cuestiones explicó: "Esto es un proceso que va a ir de menor a mayor, no cabe duda de que en los próximos dos años vamos a tener una corriente de inversión muy grande de Estados Unidos hacia la Argentina, como en energía no convencional, en renovables, en minería sustentable, turismo, petroquímica y software".

Una complicación extra

A pesar de que Obama no respaldó públicamente al país en su litigio con los holdouts, el Gobierno norteamericano pidió a la Justicia de ese país que levantara el embargo contra Argentina.
No obstante este contundente apoyo, la Justicia de aquel país complicó bastante la negociación al establecer para el 13 de abril la sesión en la que se debe ratificar el levantamiento del embargo contra el país dictado por el juez Griesa. La fecha en la que se vence el acuerdo con los fondos buitre más “duros” es solo un día después.
Hasta hoy se especulaba que la Cámara de Apelaciones convocaría a los abogados de la Argentina y del fondo Aurelius a más tardar para el 6 de abril. Los funcionarios argentinos consideraban que la Cámara ratificaría el fallo de Griesa y en esa semana tendrían todo listo para emitir los bonos por 11.684 millones de dólares para pagarles lo acordado a los fondos demandantes.
En estos momentos, funcionarios del Ministerio de Hacienda y Finanzas están trabajando para ver si pueden acortar los tiempos de la Corte de Apelaciones. O estirar los plazos acordados con los fondos buitre.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora