En la jornada del jueves operativos en simultáneo, sorprendieron a los vecinos de Metán, tras las verificaciones en los inmuebles en los que se alojaban cosechadores de arándanos que llegaron desde distintas provincias y el exterior convocados por contratistas. Los efectivos actuaron con órdenes libradas por el juez federal de Salta, Miguel Medina.
Se realizaron en inmuebles y en galpones en los que estaban hacinados y en malas condiciones cosechadores de distintas provincias y del exterior, como de Bolivia.
"Está bien que vengan a ver cómo estamos acá más de 50 personas amontonadas en un solo ambiente. Pero ya nos dejaron sin trabajo en la cosecha de arándanos", dijo un trabajador jujeño alojado en Arenales 345. La empresa Extraberries deslindó responsabilidades por las malas condiciones de habitabilidad de los cosechadores. La firma aclaró que se trata de contratistas ajenos a la empresa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...