El escándalo vinculado a los airbags Takata adquirió repercusión mundial y se dimensionó a cifras históricas. La muerte de al menos diez personas por fallos en el sistema de inflado motivó la convocatoria a inspección de 90 millones de vehículos, sólo en Estados Unidos. Modelos afectados prácticamente de cualquier marca, como Honda, BMW, Chrysler, Dodge, Ford, General Motors, Acura, Lexus, Volkswagen, Mazda, Infiniti, Mitsubishi, Nissan, Subaru y Toyota, deberán pasar por el taller en la inmediatez para reemplazar sus airbags defectuosos, en el marco de una coyuntura convulsionada sin dimensiones previsibles en la industria automotriz.
Takata es una empresa japonesa líder en el mercado de proveedores en la prevención de accidentes. Curiosamente, ahora la responsabilizan por el deceso de una decena de personas y de haber causado lesiones graves a centenares de ciudadanos. De acuerdo a cifras estimadas, el proveedor de componentes de automoción deberá llamar a una revisión histórica a 90 millones de vehículos, el cuádruple de los coches identificados a la fecha.
La última muerte que acusa al airbag defectuoso ocurrió el pasado 22 de diciembre en el país norteamericano cuando un hombre de 52 años falleció a consecuencia del estallido de un aparato montado en su Ford Ranger modelo 2006. Tras ese episodio, Takata asumió potencialmente peligrosos 5,2 millones de sus dispositivos, reconociendo inconvenientes en el funcionamiento de sus suministros de larga data y cuyo desenlace se adivina simultáneamente trágico y lejano, dada la complejidad en su práctica. El problema afecta a una de las piezas que conforman el activador del airbag.

El color blanco vuelve a Ferrari

SF16-H. Así fue bautizado el nuevo Ferrari pensado para discutirle el dominio de Mercedes en la Fórmula 1. La escudería italiana luce en su creación temporada 2016 reformas tecnologías, mecánicas y decorativas. Las expectativas se multiplicaron con el lanzamiento de este monoplaza diseñado para recuperar puestos preferenciales en la máxima competencia del automovilismo. La premisa fue cambiar, rejuvenecerse, refundarse.
"Esperamos que sea un coche ganador y que se transforme en un mito para nosotros", resumió Maurizio Arrivabene, director deportivo de la compañía.

Tesla ya vende el Model S para niños

Tesla, compañía líder en vehículos tecnológicos, presentará una versión económica de su auto eléctrico en busca de acaparar el segmento "low cost" de compradores. Lanzó al mercado su Tesla Model S de juguete para que el público infantil experimente los coches que gobernarán la industria automotriz en el futuro. Tesla arremetió en el mundo de los juguetes en colaboración con Radio Flyer, con un modelo eléctrico, lujoso, sofisticado y divertido. Y caro: por $500 euros más gastos de personalización adicional, los más intrépidos podrán conducir un modelo reducido del auto inteligente de moda.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Re KennethU
Re KennethU · Hace 9 meses

El autito de Tesla para niños por 500 Euros no es caro, por lo menos comparando los precios en Argentina, donde un tobogán de plástico lo cobran 3000 pesos.