Al menos cuatro personas murieron ayer y otras 47 resultaron heridas en el noroeste de España al descarrilar un tren de pasajeros que unía Vigo con la ciudad portuguesa de Oporto, informaron las autoridades de la región de Galicia.
"Emergencias de Galicia informa de una cuarta persona fallecida", señaló el servicio de emergencias regional en su último balance. "Resultaron 47 personas heridas que fueron trasladadas a hospitales de la zona", añadió.
En 2013, esta región se vio impactada por el peor accidente ferroviario sucedido en España desde 1944, que provocó 80 muertos.
El tren partió de Vigo a las 9.02 y se accidentó alrededor de las 9.25 (4.25 hora de la Argentina) cuando entraba a la estación de Porriño, unos kilómetros al sur de Vigo, cerca de la frontera portuguesa, informó la compañía española Renfe. El tren es de la compañía Comboios de Portugal que comparte el servicio de esta línea con Renfe. El maquinista también era portugués y figura entre los fallecidos.
En su interior viajaban 65 personas según Renfe y 69 según la compañía portuguesa.
La vía "en condiciones perfectas"
El gobierno regional desplazó a la zona del siniestro dos helicópteros y 11 ambulancias para atender a los heridos. También acudieron bomberos, equipos de protección civil y policías.
La gestora de la red ferroviaria española, Adif, anunció en Twitter que abría "una investigación para determinar las causas del accidente".
El secretario general del sindicato de maquinista español Semaf aseguraba que "esta vía estaba en condiciones perfectas para la circulación de trenes".
Los partidos políticos suspendieron la campaña que acababa de empezar para las elecciones regionales del 25 de septiembre en Galicia.
El jefe del gobierno en funciones, Mariano Rajoy, oriundo de la región, expresó su "dolor" y "tristeza" en Twitter. Su ministro de Fomento, Rafael Catalá, está en la zona para seguir el rescate y la investigación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora