Desde el comienzo River Plate empezó presionando, molestando la salida y recuperando la pelota rápido en campo de Sanfrecce, pero ese dominio no se tradujo en situaciones de riesgo y fue el equipo nipón el que contó con las ocasiones más peligrosas.
Empezó más cómodo en la cancha el millonario con posesiones largas, moviendo la pelota de lado a lado buscando los espacios ante un rival que se refugió cerca de su arco. Recién a los 15' logró inquietar con un par de tiros de esquina aunque sin demasiado riesgo.
Dominaba pero no inquietaba, debido a que no encuentraba pases entre líneas o espacios para desnivelar y, lo más peligroso, venía de la presión bien alta cuando recuperaba el balón para llegar rápido al arco japonés.
Sanfrecce lentamente se fue acomodando en la cancha y con pelotazos largos logro desacomodar la defensa de River y llegar con peligro al área de Barovero, que a los 25', a los 32' y 39' tuvo tres intervenciones espectaculares. Las más claras del partido.
La primera ante un mano a mano, la segunda con un manotazo ante un remate con destino de red y la tercera tras otro disparo esquinado que el arquero envío al córner con una estirada monumental. El primer tiempo se fue con River Plate sufriendo el partido, incómodo y sin encontrar la forma de vulnerar al Sanfrecce.
MILLO.jpg
Sanfrecce Hiroshima: Takuto Hayashi; Tsukasa Shiotani, Kazuhiko Chiba y Sho Sasaki; Mihael Mikic, Toshihiro Aoyama, Kazuyuki Morisaki y Yoshifumi Kashiwa; Douglas, Yusuke Chajima y Hisato Sato. DT: Hajime Moriyasu.
River Plate: Marcelo Barovero; Gabriel Mercado, Jonathan Maidana, Eder Álvarez Balanta y Leonel Vangioni; Carlos Sánchez, Leonardo Ponzio y Matías Kranevitter; Leonardo Pisculichi; Rodrigo Mora y Lucas Alario. DT: Marcelo Gallardo.
Árbitro: Jonás Eriksson (Suecia).
Estadio: Nagai de Osaka.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia