Dos muertos, un herido grave y otros dos conductores con heridas de consideración fueron el saldo de los serios siniestros viales ocurridos entre el domingo y el lunes pasado en las rutas nacionales que cruzan el Valle de Lerma.
En la mayoría de los casos tuvo que ver la imprudencia y la impericia de quienes manejaban los vehículos siniestrados. El escaso control vial en las zonas en las horas "complicadas" son parte de la triste realidad que acumula víctimas y lesionados con severas secuelas.
Sobre la ruta nacional 68, aunque existe un control caminero de la Policía de Salta en el trayecto entre las localidades de El Carril y Coronel Moldes, los conductores y sus acompañantes se las ingenian para sortearlo sin problemas.
El accidente ocurrido el domingo pasado en pleno centro de El Carril demuestra que los controles y el exceso de velocidad fueron los detonantes de semejante choque. Dos jóvenes oriundos de Cerrillos, en aparente exceso de velocidad se cruzaron de carril y chocaron a un colectivo Saeta. Apenas los pudieron sacar de entre los hierros retorcidos del VW Gol.
Los ocupantes del vehículo de menor porte fueron trasladados en código rojo al hospital San Bernardo de la ciudad de Salta. Uno de ellos permanece internado, fuera de peligro, pero con lesiones de consideración.
Al otro día sobre la misma ruta 68, en el acceso norte de El Carril, dos camionetas impactaron de lleno. Uno de los vehículos era conducido por Próspero Calapiña, un hombre de 79 años, quien falleció el miércoles pasado producto de las heridas sufridas en el siniestro vial. Los ocupantes del otro rodado, el chofer y un matrimonio de nacionalidad española, resultaron con lesiones leves.
El tercer caso sucedió el domingo en la noche sobre la ruta nacional 51 en el acceso del dique Las Lomitas de Campo Quijano. La joven Tatiana Hoyos falleció tras tres días de agonía. Era la acompañante de un chico de 21 años de apellido Aguilar que guiaba una motocicleta. Al salir del camino de acceso al embalse hacia la ruta nacional un remis los impactó de lleno. El joven permanece en terapia intensiva luchando entre la vida y la muerte.
En los últimos casos tuvo que ver la imprudencia e impericia de los conductores. En el primer caso, el alcohol.

Más control

Los controles viales se ejecutan en horarios pasivos sobre estas rutas nacionales y provinciales. Hasta el momento no se ejecutan en la madrugada o a la salida de los lugares de mucha concurrencia en el Valle de Lerma, zonas como los diques Cabra Corral en Moldes o Las Lomitas en Quijano.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora