El fallecimiento de la docente Alberta Flores, de 94 años, durante el temblor fue muy doloroso para la comunidad de El Galpón. En el pueblo todos la conocían como "señorita Alberta".
Fue una mujer de gran corazón que amaba a los niños. Nació en El Galpón el 14 de julio de 1921. Era hija de don Alberto Flores, un inmigrante Sirio que llegó a los 12 años al país, y que con mucho esfuerzo se convirtió en un empresario maderero. Flores estaba casado con Clara Rufino y fue un gran benefactor del pueblo. Fue él quien llevó la primera usina eléctrica a la localidad, además de realizar numerosas donaciones.
Alberta era la penúltima de seis hermanos. Hizo la primaria en la histórica escuela Magdalena Güemes de Tejada y continuó sus estudios en el colegio Santa Rosa de Viterbo, de Salta capital, donde se recibió de maestra.
Era una mujer bella y elegante que siempre trabajó con gran sacrificio por los niños en escuelas rurales de los departamentos Anta y Metán. Varias generaciones la recuerdan por sus clases de catecismo, música y canto.
Alberta se jubiló a los 70 años, cuando era directora de la escuela de la Población de Ortega, ubicada a 10 kilómetros de El Galpón.
Además fue colaboradora de diario El Tribuno en esa localidad y se encargaba de hacer distribuir los ejemplares en la zona. También hizo que muchos de sus alumnos publicaran sus dibujos en El Tribunito.
casa galpon.jpg
<div>Una vivienda marcada con la letra


" id="1119993-Grande-1277432480_embed">
Una vivienda marcada con la letra "D", que significa que será demolida. Javier Corbalán



¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


clon clon
clon clon · Hace 13 meses

COMO TODA MAESTRA DE ANTES, EXCELENTE, ABNEGADA, DEDICADA POR COMPLETO A SUS ALUMNO Y PROFESION


Se está leyendo ahora