Aldo Ferrer, el economista argentino

Eduardo Antonelli

Aldo Ferrer, el economista argentino

Para los economistas y quienes simpatizan con la Economía, el libro "La economía argentina", de Aldo Ferrer, en sus múltiples reimpresiones y reediciones, es un clásico obligado, porque es probablemente el primer libro que enfoca la economía argentina en forma secuencial a la vez que integral y con elevado rigor, apartándose al mismo tiempo de los más habituales enfoques de Historia Económica, constituyendo un punto de partida obligado para un análisis de la compleja y no fácilmente entendible performance de nuestra economía.
Aldo Ferrer fue un no muy común caso de economista que reunió las cualidades de teórico, investigador, hombre de acción, político y funcionario público.
Perteneció a la Unión Cívica Radical, habiendo sido ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires durante la presidencia de Arturo Frondizi y también participó en las gestiones de Raúl Alfonsín y Fernando de la Rúa, aunque posteriormente colaboró en los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Fue también ministro de Obras Públicas y de Economía del gobierno de Roberto M. Levingston, un militar encargado de la presidencia de la Nación por la junta militar que descabezó al general Onganía y que se propuso restablecer la democracia interrumpida por el golpe de 1966 contra el presidente Illia, continuando un tiempo en el cargo luego de que también Levingston fuera reemplazado por el general Alejandro Lanusse, quien habilitara el retorno a la democracia en 1973.
"Fue un político consustanciado con la democracia".
En estas funciones, Aldo Ferrer tuvo un especial protagonismo en obras de infraestructura, destacándose el Complejo Vial-Ferroviario Zárate-Brazo Largo, que une las provincias de Entre Ríos con la de Buenos Aires. Un papel menos conocido, o advertido, de la trayectoria de Aldo Ferrer, es el de político consustanciado con la democracia, papel este último que cumplió desplegando una serie de conferencias alrededor de 1981, incluyendo a Salta entre ellas, en las que, cuando la dictadura militar originada en 1976 todavía no se pensaba que tenía ya corta duración, Ferrer sí lo anticipaba, sosteniendo que "la etapa de los golpes militares en la Argentina está concluida", debiendo remarcarse este importante papel que cumplió Ferrer en un país que, como la Argentina, debe transitar casi siempre su armado político desde la Economía, a contramano con las naciones normales, donde el diseño político antecede a los planes económicos.
Quienes fuimos, aunque sea desde la lectura de sus libros, sus discípulos, lo despedimos con mucho afecto y reconocimiento.
Frase
"Aldo Ferrer fue un no muy común caso de economista que reunió las cualidades de teórico, investigador, hombre de acción, político y funcionario público"

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te puede Interesar

Comentá esta Noticia