Nueve personas murieron ayer y más de 150 resultaron heridas en un choque entre dos trenes regionales en el sur de Alemania, uno de los accidentes ferroviarios más graves de los últimos años en el país.
"Hay nueve muertos en los trenes", dijo Eloy Jurgen, vocero de la policía local. Por el momento se desconocen las causas del accidente y el estado de los dos conductores, indicó la compañía Meridian, filial de la compañía francesa Transdev, a su vez filial del grupo Veolia.
La policía, los bomberos y las ambulancias estaban en el lugar, indicó un periodista. El accidente se produjo cerca de la localidad de Bad Aibling, en el estado de Baviera, unos 60 kilómetros al sureste de Múnich, en el sur de Alemania.
El choque fue "frontal" y tuvo lugar en una línea de una sola vía, dijo Rainer Scharf, un responsable de la Policía de Baviera a la cadena N-TV.
Por su parte, la compañía pública alemana Deutsche Bahn, propietaria y responsable del mantenimiento de toda la red ferroviaria del país, indicó que en la vía de la zona del accidente los trenes pueden circular a un máximo de 120 kilómetros por hora.
Según Diethard Kühne, un periodista de la radiotelevisión de Baviera, "los dos trenes chocaron en un pequeño bosque. En el lugar se ven restos. Los servicios de socorro están escalando (los vagones) y están sacando a gente", explicó, indicando que los trenes se encastraron uno con otro en unos 15 metros pero no estaban "completamente destruidos". Meridian dijo que el tráfico en la línea entre Rosenheim y Holzkirchen sigue cortado así como dos carreteras de la zona.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora