Vecinos del barrio Matadero, de San José de Metán, expresaron su preocupación por la aparición de alacranes. Advierten que hay baldíos donde proliferan estas alimañas.
"Atrapé tres alacranes debajo de mi cama y en el baño", dijo Catalina Romero, que vive en la calle Santa Fe al 400.
La vecina aseguró que desde hace tiempo es recurrente la aparición de estas alimañas. "Es un peligro porque pueden picar a cualquiera. La situación es preocupante", advirtió.
Al lado de la casa de Catalina hay un baldío con yuyos altos; como el lugar está abandonado, algunos vecinos desaprensivos arrojan basura.
Debido a la situación la familia afectada, desde hace tiempo, viene pagando a particulares para que limpien el terreno.
"Hay yuyos, basura y ratas. Esto pasa desde hace bastante tiempo, a los alacranes antes los mataba pero ahora los atrapo y los pongo en un frasco como prueba de lo que estamos viviendo", dijo la mujer.
"Esta vez atrapamos dos alacranes en el baño y uno debajo de la cama. Nuestra familia está muy preocupaba. Acá hay un adolescente y el resto todos somos mayores, pero no podemos vivir en medio de estos bichos", dijo Catalina Romero.
"Todos estos problemas son originados por este terreno baldío privado que no es mantenido por sus propietarios. Hay muchas ratas que se cruzan de ese lugar a nuestra casa y también tenemos que combatirlas todo el tiempo", remarcó.
Los alacranes
Los escorpiones o alacranes son arácnidos provistos de un par de apéndices en forma de pinza y una cola acabada en un aguijón provisto de veneno.
Se conocen unas 1.400 especies en todo el mundo. Alcanzan tamaños entre los 9 mm y los 21 cm.
Habitan preferentemente en terrenos arenosos o rocosos o en las superficies tropicales y desérticas.
Una minoría son arborícolas trepadores, erráticos o cavernícolas y mantienen relaciones comensalistas o sinantrópicas en las cercanías de moradas humanas, para quienes sólo una insignificante cantidad de especies puede resultar mortífera.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora