En los últimos días, el arroyo Feliciano aumentó su caudal y dejó al pueblo Paraje El Quebracho, a unos quince kilómetros de la ciudad de Santa Elena, con sus 300 familias residentes evacuadas. Las viviendas y la única escuela del lugar están bajo el agua.
En los ingresos a Santa Elena, informaron desde Defensa Civil, el arroyo inundó la ruta nacional 12 en sus dos extremos y la ruta provincial 6, por lo que la localidad está aislada. En la localidad del noroeste entrerriano hay unas 2.000 personas afectadas y más de 100 personas evacuadas, mientras que se produjeron desmoronamientos en los barrios Fátima, Villa Urquiza y Belgrano, poniendo en peligro a las viviendas de la zona.
El desborde del arroyo Feliciano provocó además que áreas rurales de la zona queden sin suministro eléctrico y que pueblos como Sir Leonard, Yeso Oeste, Tacuaras Yacaré y Ombú, entre otros, permanezcan con los ingresos 'anegados y con cortes en distintos tramos', explicaron desde Defensa Civil.
Otra de las ciudades más afectadas es La Paz, donde unas 8.000 personas sufrieron el desborde de los arroyos Tacuara y Cabayú Cuatiá, ocasionando anegamientos en viviendas y desmoronamientos de barrancas ribereñas.
Unas 600 familias permanecen evacuadas en cuatro centros de evacuados de la localidad, donde se declaró la emergencia hídrica, y algunos servicios de transporte suspendieron ayer sus servicios
A pocos kilómetros, la localidad de San Gustavo quedó incomunicada por tierra con sus dos ingresos intransitables y cortados en varios tramos debido al desborde del Arroyo Esquivel que alcanzó más de 1,30 metros de altura sobre el asfalto. San Gustavo quedó sin energía eléctrica y con problemas en los servicios de comunicación, y desde el Municipio informaron que unas 53 familias fueron evacuadas.
El departamento Feliciano es uno de los más afectados, donde desde el pasado lunes hasta este viernes llovieron más de 800 milímetros, casi alcanzando la marca anual de lluvia. En este departamento, San José de Feliciano sufrió la caída de más de 620 milímetros, una marca que excede el promedio anual de precipitaciones de la ciudad, lo que provocó el corte de la ruta provincial 28, y que unas 150 personas fueron evacuadas y 500 personas afectadas.
Los caminos
Voceros de Vialidad confirmaron que las rutas que vinculan a Entre Ríos con Corrientes están cortadas por la creciente de ríos y arroyos, a excepción de la autopista Artigas, y se registran inconvenientes en Paso Telégrafo debido al desborde del arroyo Guayquiraró.
En tanto, el Consejo General de Educación provincial suspendió las clases en los departamentos de Feliciano, Federal, Federación y La Paz, en el norte entrerriano, para acondicionar los establecimientos educativos como albergues en caso de que aumenten las evacuaciones.
Desde la Policía de Entre Ríos pidieron a la ciudadanía 'guardar recaudo para prevenir accidentes y pérdida de bienes materiales, siguiendo las medidas que toma el personal interviniente, que se encuentra dispuesto para ayudarlos y protegerlos'. El Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta por tormentas para el centro y norte de Entre Ríos, con fuertes ráfagas y ocasional caída de granizo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora