*

Alerta: en Salta todo el año hay que protegerse del sol
Salta recibe altos niveles de irradiación ultravioleta eritémica (UVER), conocidos como "rayos UV" que producen serios daños a la salud, fundamentalmente a la piel y a los ojos. De ahí la insistencia en las recomendaciones a la población para que utilice cremas y anteojos con adecuados filtros solares, especialmente en los meses de verano.

Investigación

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Salta, coordinado por el doctor en Física Germán Salazar, estudia minuciosamente la cantidad de rayos ultravioleta que reciben diferentes zonas de la provincia y cada persona en particular. Para eso se realizan mediciones con equipos especiales que se encuentran instalados en la capital salteña, a 1.200 msnm; San Carlos (Valles Calchaquíes) 1.600, El Rosal y Tolar Grande a 3.600 metros de altura. Esto es importante porque a mayor altura mayor incidencia de rayos UV.
En Tolar Grande y en la ciudad de Salta se colocaron dosímetros personales que son dispositivos digitales que se programan a fin de realizar lecturas minuto a minuto y que se disponen como un brazalete. Al cabo de este estudio se compararon dosis acumulada UVER y razón de exposición (RE), esta última definida como la relación entre la dosis en brazo y la ambiental en un plano horizontal. Así se pudo ver que las dosis superaron el valor límite umbral definido por las siglas TLV. Las conclusiones de este estudio que tal como se mencionó, tomó muestras en la ciudad de Salta, en la Puna salteña y Valles Calchaquíes, fue que en Salta es muy alta la radiación que recibe cada persona. En una escala donde el valor 11 es de riesgo extremo, aquí estamos por arriba de 14 con picos de 18.

Los más expuestos

En el transcurso de la vida, las personas realizan distintas actividades que los exponen a la radiación del sol: trabajo, receso escolar, vacaciones, actividades deportivas y de recreación, entre tantas. Así se puede observar que quienes trabajan en la minería a cielo abierto, expuestos al sol, al viento, arena y baja humedad están en los grupos de mayor riesgo, lo mismo ocurre con los trabajadores que realizan mantenimiento de vías a gran altura como es el caso del ramal C-14. Pero son innumerables los trabajos en que las personas se encuentran expuestas a los rayos UV: personal de limpieza de calles, recolectores de residuos y otros.
La radiación está compuesta por luz visible, infrarroja (IR) y ultravioleta (UV). El 80% de los efectos indeseables que origina la exposición solar se debe al espectro ultravioleta B (UVB). Conocer la dosis de exposición es importante porque hay una relación directa entre su magnitud y el desarrollo de neoplasias, mutaciones, fotoenvejecimiento, inmunosupresión y cataratas. "La mayoría de estos efectos dañinos a la salud se manifiestan durante la vida adulta, aunque el 80% del daño se establece durante la infancia y la adolescencia", sostiene el estudio.
En la Puna la gente se cuida del sol utilizando mangas largas y sombrero. Sin embargo, en la ciudad la precaución es menor, sobre todo en el caso de los niños, que pasan muchas horas al aire libre.

Los niños no deben exponerse al sol

"Los valores que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinan que para un índice UV de 0 a 2, el riesgo solar es bajo; de 2 a 5, moderado, de 5 a 7, alto, de 7 a 11, muy alto y mayor de 11, extremo. "En Salta tenemos muchos días con índices de 14 y picos de 18, que comienzan a descender a partir de abril" , dijo Salazar, coordinar de la investigación. "Durante los días nublados también tenemos radiación UV y son elevados comparados incluso con San Carlos", agregó. Los niños, sobre todo en vacaciones, constituyen uno de los grupos que recibe más radiación solar ultravioleta en forma regular y en dosis significativas, a menudo muy por encima de las recomendadas. Por ese motivo todas las precauciones son pocas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...