El ingeniero y docente de la UNSa, Martín Herrán, advirtió en Orán las consecuencias ambientales que traerá la actividad hidrocarburífera anunciada en proximidades de Aguas Blancas.
En una reunión informativa Herrán, junto a un grupo de oranenses llamado Artistas autoconvocados, analizó la situación y puso en alerta "ya que tocará una sensible zona de la biósfera y puede, en un futuro cercano, afectar a los pobladores con movimiento de tierra, inundaciones y exacerbar las enfermedades tropicales", consideró.
El ingeniero se refirió así a las consecuencias tras la concesión de la nueva área petrolera de YPF, Desecho Chico, que comenzará con la etapa de exploración y eventual explotación de yacimientos petrolíferos o gasíferos.
"Desecho Chico está ubicada sobre la reserva de biósfera aceptada por la Unesco en 2002 para preservar un área tanto en lo cultural como en su biodiversidad", subrayó Herrán.
El área en cuestión es de 36.500 hectáreas, al noroeste del departamento Orán y parte del departamento Iruya, que colinda con la reserva provincial de Laguna Pintascayo y el parque nacional Baritú.
"La Unesco recomienda no hacer ninguna actividad de impacto como minería, extracción de hidrocarburos, ganadería y agricultura extensiva en estas zonas, pero sí desarrollar el turismo, la investigación y el trabajo de pobladores para la subsistencia. La concesión del área no ha tenido en cuenta la ubicación en ese contexto", consideró Herrán.
El ambientalista puso el acento en que "cuando comiencen las tareas de exploración habrá actividad sísmica, porque se cuadricula el área y se hacen microsismos con explosivos, con lo que el impacto acústico sobre la fauna será terrible. Pero además debilitaría muchísimo el suelo de la ladera con el riesgo de que, con material suelto de la serranías de yungas y las del oeste del río Pescado, en futuras temporadas lluviosas pueda ocurrir luna tragedia como el alud de 2009 en Tartagal".

Otras consecuencias
Según Herrán, este proyecto no solamente no ha tenido en cuenta el riesgo ambiental, sino que soslayó la sismicidad de la zona. "Salta está ubicada en la zona de sismicidad 3 desde la capital hasta Aguas Blancas. Pero además de la cuestión ambiental, el departamento San Martín lleva más de 100 años de extracción de gas y petróleo y sin embargo es uno de los departamentos más pobres de la provincia. Por eso nuestra idea es instalar el tema y acercar la línea de comunicación con los gobiernos nacional y provincial", consideró.
El departamento de Orán es, en la Argentina, el de mayor diversidad en su naturaleza. Su ecosistema abarca el Chaco salteño semiárido y todas las fases que de yungas. "Es una diversidad increíble y no podemos darnos el lujo de maltratar impunemente. Los proyectos de esta envergadura, más aún cuando el retorno de la inversión es mínima para la sociedad, se merece extraer recursos amigables con la naturaleza", finalizó.
Área adjudicada
El Ministerio de Ambiente y Producción Sustentable adjudicó la semana pasada a la empresa YPF SA el área Desecho Chico, en una superficie aproximada de 365 km2.
La empresa podrá iniciar los trabajos exploratorios con estudios geológicos y de reservorios y la perforación de pozos exploratorios, actividades establecidas en un plazo de 3 años.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora