El diputado nacional y presidente del Comité radical bonaerense, Ricardo Alfonsín, remarcó hoy que "fue la Justicia la que ordenó la detención" de la dirigente social de Tupac Amaru, Milagro Sala, y no el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales. "Sé de las credenciales republicanas de Gerardo Morales. Nunca interferiría en el accionar judicial. No es el gobernador, sino la Justicia la que ordenó la detención de Milagros Sala", precisó Alfonsín mediante un comunicado difundido a la prensa. El diputado nacional de la UCR sostuvo que "la ley debe ser cumplida por todos" y agregó que "solo puede decir que hay persecución política, quien cree que existe un 'derecho a violar la ley'". "Ese derecho, naturalmente, no existe en ningún lugar del mundo. Si no estamos de acuerdo con la ley, debemos cambiarla. Violarla no es el camino. Lo mismo he dicho en casos similares durante el anterior gobierno", señaló Alfonsín. Por último, aclaró que "Milagros Sala debe contar con todas las garantías y derechos constitucionales para demostrar su inocencia".

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora