Se cumplieron dos años desde la tragedia de Campo Quijano en la que cuatro jóvenes, dos de ellos hermanos: Ana (23) y Juan Cruz Jurado (24) perdieron la vida al ser embestidos por un automóvil Fiat Uno rojo conducido por Jorge Barrientos (31), actualmente detenido.
Alfredo Jurado (49), padre de los hermanos participó el martes pasado de un homenaje en el lugar del hecho. En el acto se repintó la estrella amarilla que está en el asfalto de la ruta nacional 51.
Luego, el diálogo con El Tribuno, aseguró que aguarda segundo a segundo el juicio al acusado, que comenzará el primero de marzo de este año y que espera una condena ejemplificadora.
¿El juicio estaba previsto para el año pasado y hubo un cambio de fecha? ¿Por qué?
Si, se iba a realizar en noviembre de 2015 pero lo suspendieron y pasaron para marzo de 2016 por una pericia a una de las partes querellantes, a la madre de Mario Liendro, quien iba como acompañante de Barrientos, y falleció.
¿Como vive este periodo de espera?
Nos genera mucha ansiedad, nerviosismo. Esperamos que se haga justicia realmente.
¿Cual es su expectativa en relación al fallo?
Que sea acorde al daño que provocó esta persona. Son cuatro las víctimas fallecidas. Además mi nietita quedó en gravísimo estado tras el accidente y hubo otros cinco chicos lesionados. Esperamos una condena ejemplificadora y que siente precedentes. El caso está caratulado como homicidio simple. Queremos que eso se mantenga y la pena podría ser de ocho a 25 años.
¿El conductor del vehículo llegará detenido al juicio?
Si. A los asesinos al volante se los suele juzgar por homicidio culposo con una pena máxima de cinco años, pero aquí la justicia ha trabajado bien desde el principio y el conductor quedó detenido desde ese momento y sigue en el penal de villa Las Rosas.
¿Como viven tras la tragedia y la ausencia de Ana y Juan?
Es durísimo. Nos cambió la vida para siempre. Perder a dos hijos en un solo día, tener que enterrarlos fue terrible y lo peor es vivir el día a día con la ausencia de ellos. Es un dolor inmenso, infinito para mí, para mi señora, para mis otros dos hijos y para mi nietita Ámbar, la hijita de Ana que crece sin ella. Tenía un año y tres meses en el momento del accidente y ahora tiene tres años y cinco meses. Sentimos un vacío gigante que lo tenemos que sobrellevar por el resto de nuestras vidas.
¿Ambar sufrió secuelas?
Tuvo una fractura de cráneo con contusión abdominal y pulmonar grave pero se recuperó y gracias a Dios no tiene secuelas. Es increíble la forma en que ella siempre nos pregunta por su mamá. Dice ¿Mami donde está?. Ella perdió su primer falange del dedito pulgarcito derecho y a veces pregunta por qué le falta su puntita del dedo.
¿Cómo eran Ana y Juan Cruz?
Eran increíbles mis hijos, muy buenos, muy queridos por todos. Él era inquieto, amiguero, hasta los padres de sus amigos lo apreciaban, muy compañero conmigo. Mi hija también era amiguera, inteligente. Ella quería estudiar profesorado de educación física.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


franco gonzalez
franco gonzalez · Hace 10 meses

JUSTICIA Y QUE DE AHORA EN MAS LOS LEGISLADORES QUE CAMBIEN LAS LEYES ESPECIALMENTE DONDE EL CONDUCTOR SE FUGUE, ESTE ALCOHOLIZADO O DROGADO INCLUSIVE BAJO PRESCRIPCIÓN MEDICA , HAY MUCHOS CASOS IMPUNES EN PARTE POR LAS LEYES BENÉVOLAS Y OTRAS POR OMISIÓN DE LOS JUECES POR SER BIEN PENSADO.


Se está leyendo ahora