Mientras continúan los rastrillajes y allanamientos para dar con el paradero de los tres prófugos de General Alvear, el exlíder de la organización Hinchadas Unidas Argentinas (HUA), Marcelo Mallo, fue indagado ayer en la fiscalía de Brandsen y dijo desconocer a los condenados Martín, Christian Lanatta y Víctor Schillaci.
En tanto, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, denunció "complicidad" de sectores de la Policía Bonaerense con los condenados y anunció que podría haber nuevos desplazamientos dentro de la fuerza, tras el cambio en la cúpula de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes.
Luego de ser detenido el domingo por tenencia ilegal de armas, Mallo fue indagado por el fiscal de Brandsen, Mariano Sibuet, ante quién negó tener relación con los fugados, según detalló su abogado José Novelo.
Mallo, su hija Brenda y el amigo de Schillaci, Marcelo "El Faraón" Melnyk, son los únicos detenidos en el marco de la investigación que busca dar con los fugados del penal de General Alvear.
El fiscal Sibuet había allanado las viviendas de Mallo y su hija luego de que la mujer policía herida durante el ataque del jueves en un control vehicular en Ranchos, Lucrecia Yudati, confirmara que los Lanatta fueron quienes les dispararon a ella y a su compañero, el oficial Fernando Pengsawath.
El abogado del exlíder de Hinchadas Unidas denunció que su defendido fue detenido por cuestiones "políticas" y reclamó su liberación.
El exjefe de Gabinete Aníbal Fernández admitió que Mallo trabajó para él en los 90, pero actualmente lo vinculó al exdiputado Julián Domínguez.
En medio de la investigación, Ritondo afirmó que algunos "sectores" de la Policía provincial son "cómplices" de los tres fugados del penal de General Alvear.
"Hay sectores de la Policía Bonaerense que vienen trabajando muy bien y otros que no están dispuestos a colaborar. Son cómplices", afirmó Ritondo, quien confirmó que hay dos causas abiertas en la Justicia, una por la fuga y otra por el tiroteo en Ranchos. Sobre los operativos, resaltó: "Tenemos un control fronterizo muy fuerte, estamos saturando de fuerza la zona donde se sospecha que pueden estar, estamos analizando información de los allanamientos, estamos pasando todas las pruebas que tenemos a la Justicia", afirmó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora